Sacromonte

Trabajo colaborativo de investigación: Albaycin-Sacromonte.

Continuamos con el trabajo colaborativo en ciclo.  Se propone trabajar conjuntamente sobre un tema relacionado con El Barrio del Sacromonte. Se incide en trabajar a través del intercambio de ideas y de pensamientos para lograr un objetivo común. Se comparten los conocimientos, saberes, las distintas habilidades, actitudes, esfuerzo, tiempo  en la construcción de nuevas plataformas de conocimiento.

En este trabajo colaborativo buscamos desarrollar roles que se relacionan, complementan y diferencian en prosecución de una meta común produciendo algo que nunca podrían haber producido solos.

Pasos seguidos en el trabajo colaborativo:
        1. Identificación del tema
        2. Exploración del conocimiento previo.
        3. Generación de una propuesta.
        4. Identificar las acciones necesarias y reparto de tareas. 
        5. Trabajo personal. 
        6. Puesta en común e integración del trabajo individual.
        7. Creación de una presentación.
        8. Estudio y aprendizaje de lo investigado.
        9. Exposición al gran grupo.

Trabajo en equipos conformados por alumnado de 3º y 4º EPO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los sentidos

en el

Albaicín y el Sacromonte

 

Tras haber investigado, trabajado sobre la localidad y el barrio en equipos mixtos del ciclo, nada mejor que vivir y experimentar, a través de todos los sentidos, estos dos barrios llenos de historia, y tan granadinos.

Han sido numerosas y variopintas las informaciones ofrecidas por el propio alumnado a través del recorrido por las sinuosas calles, pintorescas plazas, antiguos monumentos y impresionantes miradores.

Se inicia el recorrido desde el mirador de San Cristobal.

¡Qué decir de él!

Los ojos son fundamentales para apreciar y distinguir todo lo que se observa, desde lo más cercano, viviendas con sus terrazas, la muralla  Zirí, el palacio de Dar al- Horra, la torre de la Vela, la torre de la catedral…, hasta  lo más lejano como la vega, Sierra Elvira, Montevives…. Cada uno con el relato de historia, detalles, anécdotas ofrecidas por el grupo de investigación.

El barrio del Albaicín.

Entramos al barrio del Albaicín y llama la atención eso que tanto se ha repetido de calles estrechas, empedradas, sinuosas. Casas bajas con sus almellas, blanqueadas y con jardines-huertos. Flores, colores, olores (el azahar, el jazmín, buganvilla, los rompepiedras-ropemuros, la glicinia…),  que nos han trasmitido mucha felicidad, luz, tranquilidad, etc. Destaca el percibir el sonido del silencio por la falta de la contaminación acústica humana, percatarse de la inmensa variedad de de colores y olores de las plantas colgadas de los balcones y de los pequeños jardines de los carmenes.

San Bartolomé, su aljibe y su plaza. 

Mezquita convertida en iglesia con su imponente torre mudejar.

El origen de los aljibes, su utilidad y cómo se llenan atrajo mucho la atención y el interés, así como la información sobre los aguadores.

La calle del Agua. Importantisima, ya que debe su nombre a la gran acequia que pasa bajo ella y que abastecía aljibes, los baños y fuentes del barrio.

El arco de las Pesas.

Parte de la muralla Zirí y con una historia muy interesante sobre su nombre.

Placeta de Fátima. Cerca de Don Gonzalo.

Parada necesaria para apreciar el Cerro del Aceituno, San Miguel el alto y la última muralla construida en Granada una vez ampliada la ciudad. La Cerca de Don Gonzalo.

Los cármenes.

Únicas y singulares viviendas típicas de Granada, en especial del Albaicín. Pequeños jardines, huertos emparrados que nos ha deleitado con sus aromas y colorido.

Verea del Medio. Miradores.

Se continúa el recorrido entre callejones, carmenes y breves explicaciones a las numerosas preguntas que se realizan buscando la Verea del Medio y su significado.

En ella hay varios miradores desde donde se puede continuar apreciando maravillas: San Salvador, la Alhambras, la Catedral…

Se hace incidencia en la bajada de la Cerca de Don Gonzalo, apenas estamos a unos metros y al pasarla, ya en extramuros, se inicia el pequeño e imponente Sacromonte y Valparaiso.

Chorrohumo.

En ese mismo lugar, llama la atención una pequeña casa cueva en la que una placa pone un nombre curioso del que sí sabemos algo, es Chorrohumo, nos amplia la leyenda, algo que no sabíamos, le llamaban el «Orejas», y parece ser que fue el primer guía turístico de la Alhambra (que os cuenten por qué).

¡Ay! esa fuente de La Amapola.

Valparaiso.

Desde esas vistas del valle, se aprecia muy bien las diferencias de las dos laderas del valle, observando río arriba y río abajo. Se aprecia perfectamente las dos grandes defensas de la ciudad palatina de la Alhambra: La Torre de la Vela que vigila y defiende el sur y La Silla del Moro como defensa y vigilancia del norte.

Aparecen las pitas con sus pitacos, las chumberas con sus chumbos y se ofrece alguna información desde cuando esas plantas están en Granada y los diferentes usos que los habitantes daban a ellas (la cuerda de pita,…).

Casa cuevas del Sacromonte.

Recorriendo y llegando al final de la Verea del Medio, nos encontramos con el Barranco de los Negros. En un lugar tranquilo y apacible, descansamos y tomamos el tan deseado tentempié. Tras él, continúan las distintas explicaciones que aún nos quedan.

El pueblo gitano.

Su historia apasiona desde los reyes Católicos hasta nuestros días, un pueblo que supo convivir con distintas étnias y culturas en El Barrio.

Los oficios de los habitantes del Sacromonte.

Los pobladores del Sacromonte tenían muy curiosas actividades económicas: aguadores, espartanos, herreros, alfareros, lecheros…

Los tablaos flamencos. La Zambra.

El nombre, el origen, para qué sirven, qué se hacen en ellos. Es la hora de la Zambra, la música, el baile y el canto flamenco con su origen en los habitantes del Sacromonte, en especial el pueblo romaní.

La salida ha sido un gran éxito. Nos hemos quedado con una gran impresión del interés por aprender y saber y todos aquellos conocimientos que se han compartido.

Unas buenas imágenes de un gran día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un saludo y buen fin de semana.

Juanjo y Laura