La cuerda de esparto

Carla R. realizó su conferencia en quinto de primaria sobre el esparto y su cultivo. Nos ayudó a distinguir el esparto de otras fibras o cultivos, la época en la que se plantaba, recogía y los usos que se le podía y puede dar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Le acompañaban dos conocidos de la familia y expertos en el tema, Salvador y Diego que nos transmitieron su sabiduría y trabajo desde niños con el esparto haciendo alfombras, cestos, albarcas o sopladores para la chimenea. Es esta ocasión trasladaron una máquina de hilar (rueca) para hacer cuerda.  Uniendo tres hilos se obtenía una cuerda llamada «filete», con tres hilos «piola», y con cuatro «nervio».  En el vídeo se muestra el proceso.

Esta página incluye contenido multimedia que requiere aceptar todas las cookies. Pulse aquí para abrir la configuración de cookies.

Aprendimos nuevo vocabulario, escuchamos las vivencias de  Salvador y Diego cuando nos contaban sus experiencias en este trabajo desde los 10 años y la importancia de estudiar a la vez.

«Cuando salíamos de la escuela, íbamos corriendo a casa para comer y después hacer competiciones entre los amigos para  ver quien hacía más madejas en una tarde. Usábamos hasta tres máquinas al mismo tiempo»

Estamos muy agradecidos a ellos por compartir una mañana con nosotros y acercarnos esas costumbres de antaño que por desgracia se van perdiendo poco a poco. ¿Cómo se hace la cuerda? La respuesta es clara hoy en día, las máquinas en una fábrica están para ello; pero… cómo se hacía antiguamente. La máquina era manual y el factor humano primordial desde la plantación y la recogida hasta el producto final.

Con ello, gracias a esta experiencia, aprendemos en vivo, en directo y de primera mano algo tan «aparentemente» sencillo como la elaboración de una cuerda.

Saludos. Jorge.