Todas las entradas de: celesteazulalqueria

Estamos todos

¡Una semana más y hoy estamos al completo! Así me gusta que no me falte nadie.

Inauguramos la semana con juego heurístico, el turno es para las cucharas de madera, los cilindros y las anillas.

Y cuando ya estamos todos comenzamos un taller de artística.
Pintura dactilar o pintura con los dedos, está actividad potencia su sensibilidad táctil y autoestima, desarrolla su coordinación, estimula la coordinación motora y la psicomotricidad fina de manos y dedos, motiva su razonamiento espacial.

Le añadimos al rey de la selva una extensa e imponente melena de lo más colorida, ya queda preparado para proteger el territorio de la manada, ahuyentando a posibles enemigos (no será por su ferocidad).

Bajamos al patio bien protegidos que el sol viene pegando fuerte y lo pasamos pipa, hoy el arenero ha tenido mucha demanda, (le he quitado todo lo que he podido de arena) por lo que al quitarle la ropa los encontraréis rebozados.

Hacemos la croqueta en la zona del «anfiteatro», subimos y subimos por las «montañas» de colores e incluso nos tomamos un pequeño tentempié en la casita.

No paramos ni un segundo… ¿Será que la primavera la sangre altera?.

Espero que hagamos un pleno esta semana, hoy hemos estado todos, sigamos así. 💪🏻

Hasta mañana.

Alba Cala.

A la rica fresa

¿Estamos preparados para el último día de la semana? piezas encajables y puzles mientras van llegando los compañeros.

Continuamos con un taller de artística, con trozos de goma eva y cartulinas, vamos echando pegamento de barra sobre la cartulina y pegamos la goma eva, un mural de lo más colorido. Cómo se han quedado con ganas de más han dibujado sobre cartulina con ceras, fantástico el resultado.

Después de tomar la fruta bajamos al patio y encontramos fresas, hemos recogido unpar de ellas y antes de la comida han degustado un trocito pequeñito junto con los compañeros de la clase amarilla.

En la comida hoy le ha tocado a Lola repartir el agua, ayer le tocó a Ana, ¡lo hacen de maravilla!.

¿A quién le tocará el lunes? ¡sorpresa!, no me podéis faltar si no perdéis el turno.

La semana próxima tendremos un espectáculo de danza del vientre, podéis ir practicando este fin de semana junto a lo peques je je. Yo prometo que ni lo intentaré para no causarle un trauma, es que soy más de zumba o flamenco.

Aprovechando que mañana es el Día Internacional de la familia, os deseo un fin de semana junto a los vuestros.

Un beso y abrazo grande.

Alba Cala.

Rodar y roooodar

El día comienza rodando y botando, pelotas por aquí, aros por allá. Corremos detrás de los aros y lanzamos las pelotas muy alto, ¡menuda fuerza!.

Recogemos todo y cuando está la clase ordenada, dibujan con rotuladores de punta gruesa, una vez finalizados sus dibujos ellos mismos son los que piden ponerles los tapones a los rotuladores y meterlos en su paquete ¡me encanta que sean tan ordenados!.

Plátano si si si me gusta a mí mí mí, y acto seguido están todos los peques sentados en asamblea esperando su ración, cuando ya no quieren más plátano, en vez de tirarlo al suelo, me lo dan, finalmente… ¡lo han aprendido! ¡braaavooooo!.

Bajamos al patio no sin antes echarnos protector solar, podéis estar muy tranquilos, que ellos en cuanto les digo que bajamos al patio, van directos al casillero dónde están los protectores solares y a la percha para coger el sombrero.

Os aviso que por ahora nadie irá para Septiembre a los exámenes de recuperación. Y si alguno tiene que recuperar algo, por favor, mi coche no tiene la culpa y tampoco lo tengo a todo riesgo.

Antes de irnos a comer compartimos espacio y actividad con la clase amarilla, nos encanta estar con ellos.

El calor parece que empieza a visitarnos con la intención de pasar una larga temporada con nosotros, por lo que sería aconsejable cambiar la ropa de la muda por algo menos abrigado.

Mañana reviso mochilas (me ha quedado muy de sargento) y en el caso que haya que hacer «cambio de armario» cuando vengáis a recoger a los peques os aviso.

Hasta mañana.

Alba Cala.

TALLER SENSORIAL

Ecuador de la semana y con mucha actividad por delante, aunque la primavera está haciendo estragos con tantos resfriados, los ánimos siguen casi a tope y los mocos también.

Arrancamos con varias texturas en papeles y telas. Es muy divertido hacer de fantasma con las telas sobre la cabeza, arrugar y rasgar el papel de revista. Pero lo que más le llama la atención es el papel celofán, por el sonido que produce al moverlo y porque se puede ver de colores a través de el.

Damos paso a un taller sensorial, si tiene agua el éxito está más que asegurado. En algodones o gasas se dejan presionadas las puntas de los rotuladores gruesos, dejando que se empape bien de tinta y después los echamos al agua y vemos como la tinta se va esparciendo hasta llegar al agua y… voilà!. El agua se tiñe de colores.

Este taller les ha gustado mucho, por lo que, se ha alargado.

Bajamos al patio y lo pasamos pipa, he montado en los hombros a varios peques y parecían la reina Isabel saludando… Cómo era de esperar, a los segundos hubo una avalancha de peques solicitando «de forma ordenada» su turno para que los subiera a mis hombros… la próxima vez aprovecharé y haré sentadillas cuando los tenga encima, ¿eso vale como deporte verdad?.

Antes de irnos a almorzar, juego a demanda… ¡la cocinita!.

Último empujón que nos queda muy poco para terminar la semana.

Os espero, ¡hasta mañana!.

Alba Cala.

Rumbo al gallinero

Aunque estemos pocos aquí no paramos y comenzamos con el juego heurístico, las cuerdas, gomas y rulos son los elegidos. Con las gomas creamos ritmos golpeándolas entre sí y nos sirve de micrófono, las cuerdas para manipularlas y experimentar las diferentes texturas y los rulos nos hacen cosquillas y nos sirven de pulseras, que no nos falte ni un complemento.

Seguimos con un taller por bandejas, visto que el arenero pasó al olvido desde que bajamos al patio… la arena junto con conchas, cucharillas y las nueces serán una buena elección.

Pero no hay nada como coger la arena, dejarla y verla caer al suelo, y por supuesto, «fregar» el suelo. Oye… que también es una forma de experimentar… cada uno…

Ponemos rumbo al patio, protector solar, sombreros y vamos en trenecito hacia el patio. Tenía por casa papillas de cereales y me acordé que teniendo gallinas en el colegio sería estupendo como comida para ellas y que los niños participaran en el proceso.

Entre mis preferencias culinarias y hábitos alimenticios no está la de comer papilla 🤣 la marca me las mandó como muestras. Podéis estar tranquilos, me gusta y suelo empatizar con los peques, pero lo de comer papillas lo dejé atrás (mientras tenga dientes) soy más de dieta mediterránea. 😊

Nos vamos a ver a las gallinas y conejos para darles de comer, abrimos los paquetes de papillas que huelen de rechupete, las huelen y manipulan, acto seguido una servidora se dispone a entrar en el gallinero y vienen las gallinas a toda velocidad hacia mí. Me debato entre la vida y la muerte pero finalmente no me llevo ni un picotazo, tenía unos buenos guardaespaldas desde el otro lado de la valla.

He tomado nota de los peques que iban a salvarme de los picotazos, proteger de su Alba, también es una asignatura de este curso e incluso me atrevería a decir, que la más importante, je je. Algunos ya tienen casi asegurada la matrícula de honor.

Había un huevo que he cogido para dárselo a las cocineras, nos lo han preparado pasado por agua y degustado a la hora de la comida, ¡muy rico!.

Mañana espero veros a todos, ¡hasta mañana!.

Alba Cala.