La Prehistoria

Seguimos con los preparativos de la fiesta final de curso. Los rojitos siguen disfrutando del juego-aprendizaje sobre La Prehistoria.

Conocemos como vivían, comían, se vestían y pasaban su tiempo libre hace 3 millones de años los seres humanos.

Descubrimos que los primeros humanos eran nómadas y se refugiaban en cuevas. Sobrevivían gracias a la recolección de frutos silvestres, la caza y la pesca. Aprendieron a fabricar objetos de hueso de animal y madera. Con el tiempo comenzaron a vivir en lugares de forma permanente, dejaron de ser nómadas  y se convirtieron en sedentarios. Empezaron a cultivar diferentes tipos de cereal y a criar y domesticar animales. Comenzaron a intercambiar productos y objetos «trueque»….(verbalizaban que utilizarían este sistema para el préstamo de juguetes,jajaja)

También hemos visto en clase fotografías de animales que vivieron en la Prehistoria: dinosaurios, bisonte, rinoceronte lanudo, diente de sable, tarpán, mamut…MI CLASE DE INFANTIL: DIBUJAMOS ANIMALES PREHISTÓRICOS

Y para meternos de lleno en la temática, llevamos a cabo un taller artístico que nos servirá para decorar los espacios comunes el día de la fiesta. Estampamos nuestras manos dándoles forma de mamut.

Otro de los talleres realizados ha sido la confección de  collares cavernícolas. La primera fase ha sido modelar cuentas con arcilla. Gracias a su manejabilidad, aprender a modelar arcilla es muy fácil y satisfactorio para el grupo. En la segunda fase les daremos color y los ensartaremos ya que debemos  esperar que se sequen.

En la visita a la biblioteca realizamos la devolución de los libros que hemos leído en casa y aprovechamos para escuchar «Croniñon».

Cerramos la semana, con la gymkana de juegos que nuestras alumnas de prácticas han preparado a modo de despedida para todo el ciclo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde aquí, me gustaría despedir a Cristina y Rosa, nuestras alumnas de prácticas. Les enviamos un beso muy grande y les damos las gracias por todo lo que nos han dejado.

Pues nada familia, solo me queda desearos unos felices días de descanso.

¡La próxima semana promete!Cartoon Scene With Happy Caveman Barbarian Warrior On White Background ...

Os recuerdo que el horario de salida en junio será a las 15:00. 

También os recuerdo la  importancia de realizar la inscripción para el Campus de Verano 2024, ¡Lo vamos a pasar genial!

S i l v i a

«Una jornada especial»

Hoy hemos tenido una jornada muy especial. Además de ser el día previo a unos cuantos días sin colegio (no nos vemos hasta el lunes debido a la festividad del Corpus), finaliza el periodo de prácticas de Rosa.

Durante algunos meses de este curso, Rosa ha formado parte importante del día a día de vuestros hijos e hijas, participando activamente en muchas de nuestras rutinas diarias y actividades más significativas.

Hoy, junto a Cristina (alumna en prácticas del grupo naranja), ha preparado una pequeña gymkana de juegos, a modo de despedida para el alumnado, cuyo objetivo final era el hallazgo de un tesoro, que contenía un detalle muy bonito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nosotros ayer le preparamos un «libro de dibujos», en el que además de representar gráficamente algo que pensaran le iba a gustar o hacer ilusión, algunos escribieron unas palabras muy cariñosas y emotivas. Hoy se lo hemos dado y tras algunas lágrimas de emoción, ella nos ha regalado unas «gomas de la amistad» para que nos recordemos aunque estemos unos lejos de otros ¡Gracias Rosa!

Desde aquí me gustaría hacer visible el reconocimiento a Rosa, por su cariño, su cercanía con el alumnado y equipo y su predisposición hacia el trabajo. No cabe duda que la echaremos de menos todos. Ha quedado invitada a venir, cada vez que quiera.

Dado que la asistencia hoy ha sido algo escasa (debido a cuestiones de diversa índole) no hemos avanzado sobre la temática de la fiesta fin de curso ¡LA PREHISTORIA! De momento tan sólo hemos llevado a cabo un taller artístico-plástico, que nos servirá para decorar los espacios comunes exteriores (nos queda mucho por hacer aún, pero esperaremos al lunes que estemos todos o la gran mayoría del grupo.

Otro taller llevado a cabo, en relación a la fiesta ha sido de modelado de arcilla, para confeccionarnos unos simpáticos collares cavernícolas, que podremos utilizar para disfrazarnos en la fiesta (cuando sequen, les daremos color y los ensartaremos). Asociamos el trabajo psicomotriz fino a la seriación matemática que acordamos llevará nuestro collar.

También hemos avanzado un poquito más en nuestro «Cuaderno de pasatiempos granjero». Con esta actividad seguimos reforzando aspectos relacionados con las funciones ejecutivas y también con ciertas áreas de aprendizaje como la lógico-matemática o la alfabética. Esta tarea la combinaremos la semana próxima con el trabajo sobre Prehistoria, ya que la autonomía del grupo a estas alturas de curso, así lo permite. De esta forma todos/as podrán llevar a cabo ambas vivencias de forma significativa. Ya han llegado al aula algunas aportaciones relacionadas con la temática de la fiesta, espero algunas más la próxima semana.

¡Nos vemos el lunes, para otra apasionante semana!

Esther Justicia.

 

Viaje a «Parapanda»

Queridas familias,

El viaje a Parapanda ha supuesto para el grupo verde una reafirmación de su autonomía (individual y grupal), de sus valores, de las relaciones de amistad/compañerismo, y un aumento de su responsabilidad (intra e interpersonal). Todo ello gracias a una estrecha e intensa «convivencia granjera», pasando unos días inolvidables todos juntos y siendo, sin duda alguna, una experiencia digna de recordar durante mucho tiempo.

Los distintos montajes que os enlazo a lo largo de esta entrada, intentan mostrar con todo lujo de detalles cada uno de los momentos vividos en nuestro viaje de fin de curso. Aunque es justo decir que todas las anécdotas, experiencias, bromas, consuelos, risas, sorpresas, etc. que vivimos allí (Natalia y yo),  se quedan en nuestra «mochila personal» de vivencias docentes, que es uno de los mayores tesoros que tiene esta profesión. El proceso de selección de todas las imágenes (han sido casi 500) me ha llevado a revivir muchos de esos momentos, sin poder evitar emocionarme en cada uno de ellos ¡Es difícil expresar el sentimiento de satisfacción y plenitud! pero así me siento en estos momentos.

Dejando a un lado «mis ñoñerías» ¡se nota que se acerca el fin de curso!… os dejo la crónica resumida de nuestro viaje:

Como pudisteis comprobar en la despedida del aparcamiento del cole, sus caras de ilusión por emprender el viaje lo decían todo.

Durante el trayecto fuimos leyendo todos los carteles indicadores que había en la carretera y que previamente habíamos visto en el cole, mediante el trabajo del mapa y la localización, pero la energía era tan desbordante que la algarabía era algo incontrolable.

Una vez en nuestro destino, el transporte de nuestro equipaje hasta las habitaciones y la visita a las dependencias principales, nos tuvo entretenidos un buen rato. César y Álvaro (nuestros monitores) nos hicieron algunos juegos de presentación, una simpática bienvenida y por supuesto un adelanto de todo lo que íbamos a conocer y vivir, en esos dos días.

Tras un tentempié de fruta y pan, dieron un pequeño paseo de reconocimiento, por las distintas dependencias de la granja. El objetivo era proporcionar seguridad en los desplazamientos y aumentar la confianza ante posibles incertidumbres. De esta forma también pudieron conocer qué alimentos les gustaban a los distintos animales, dónde conseguirlos y cómo vivían. Datos importantes a tener en cuenta para cuando nos tocase ir a alimentarles y cuidarles. Mientras Natalia y yo cerramos el programa de actividades, con la coordinadora, para aprovechar todo nuestro tiempo al máximo y que se adaptase a nuestra experiencia previa.

Como el calor no apretaba demasiado y había otros colegios de visita, decidimos comenzar nuestra aventura con la excursión por la montaña, para visitar una la antigua mina de plomo de San Antonio, que se encuentra en desuso, y así llevar a cabo las «tareas granjeras» más tranquilos por la tarde, cuando ya nos quedamos solos.

Tras una buena dosis de protección solar, nuestras gorras y una breve visita al baño … ¡nos vamos!

El camino era largo y nada fácil de transitar, pero demostraron ser unos auténticos senderistas y llegamos a destino según lo previsto. Al llegar a la entrada de la mina (algo estrecha, ya veréis en las fotos) debíamos «dejarnos caer» para pasar y una vez dentro, permanecer agachados ya que el espacio era bastante reducido. Decidimos entrar en dos grupos (caballos y conejos), así que mientras un grupo estaba dentro el otro disfrutó de un agradable ratito en la montaña. Ni que decir tiene que la cueva carecía de iluminación y tan sólo nos guiábamos por la luz de unas cuantas velas, dispuestas especialmente para ello y tres puntos de luz móviles que nos dieron, por seguridad. Una aventura en toda regla en la que demostraron su valentía e ilusión, a partes iguales. Pudimos llegar hasta el fondo de la mina, vimos arañas bailarinas, estalactitas, pedimos deseos tras caer sobre nosotros «lágrimas de gnomo» y nos manchamos un montón (las últimas lluvias hacían que el terreno estuviese resbaladizo y algunos tramos fue necesario hacerlos «arrastrando el culo».

De vuelta a la granja, un poquito exhaustos pero muy ilusionados, tan sólo hacían planear qué más cosas hacer, cuándo ver a los gnomos o enanitos que habitaban la granja…

Pero debíamos reponer fuerzas, así que decidimos tomar primero nuestro almuerzo, para continuar la aventura granjera con nuestra energía al cien por cien.

Para paliar un poquito el calor de esas horas del día, decidimos llevar a cabo un taller interio, relacionado con el tema medioambiental y creativo ¡fabricamos nuestro propio papel reciclado!. Usamos distintos trozos de papel usado, que rasgamos para convertirlos en más pequeños, añadimos un poco de agua, un chorrito de colorante y mediante una batidora industrial batimos muy bien la mezcla para integrar todos los ingredientes. Después colocamos la mezcla sobre un cedazo, presionamos con un paño, damos unos pequeños golpecitos y … ¡voilà! ya tenemos nuestro papel reciclado listo para secar (lo utilizaremos próximamente en clase, para un taller creativo-plástico).

Álvaro y César, nos contaron una fantástica historia en la que los antiguos habitantes de granja (gnomos ) quedaron hechizados por un encantamiento, de manos del hada Margarita, convirtiéndose en piedra. Tan sólo Fermín, que ese día no estaba en la granja (sino de expedición en la montaña) pudo librarse del hechizo y ahora cada vez que un colegio visita la granja, solicita su ayuda para cuidar de los animales. Mediante un dinámico juego de pistas y pruebas, recorrimos muchos lugares de la granja, hasta salir de ella y dar con el gnomo Fermín. Pudimos verlo, aunque eso sí de lejos porque es algo tímido y tras decir las palabras mágicas «Sinsalabín, que aparezca el gnomo Fermín».

A la vuelta merendamos para volver a coger energía y…

¡Yujuuu una granja para nosotros solos!

Junto a Ángela y Teresa, nuestras monitoras de esa tarde-noche, realizamos el siguiente taller, que consistió en la elaboración de un riquísimo bizcocho casero, que tomamos en el desayuno del día siguiente.  Nosotros ya estamos experimentados en realizar talleres de cocina, así que seguimos los pasos sin ningún problema.

Una vez se hubieron marchado todos los colegios, nos dispusimos a realizar las tareas granjeras correspondientes a la zona de los establos. Allí dimos de comer a los caballos (Trueno y Pelusa), cepillamos a las vacas (Margarita y Mazuela), visitamos a los burritos (Castaña, Petunia y Noviembre), fabricamos bolitas de cereales para dar de comer a los cerdos (Pin y Pon), acariciamos a la cabrita (Luci), nos atrevimos a tocar al lechón (Babe), perseguimos a los conejos, observamos a las gallinas incubando y un sinfín de tareas granjeras más que nos tuvieron muy atareados gran parte de la tarde.

Antes de irnos a cenar visitamos la zona de la charca, pudimos ver patos, ocas, pavos, pavos reales, gallinas, faisán (común), un avestruz (Mochi), una burrita llamada Paquita y hasta una colmena. En ese espacio, muchos animales viven en libertad, así que mientras nos afanamos en darles de comer nos acompañaban desde cerquita. Ángela nos contó cómo vivían las abejas, cómo se organizaban en la colmena, porqué son tan importantes y algunos consejos prácticos a llevar a cabo si queremos conservarlas. Hasta escenificamos la polinización, con ayuda de algunos voluntarios.

Tras la cena, una velada con juegos al aire libre, y después una excursión nocturna por la granja, pusieron fin a una intensa jornada granjera. 

Antes de irnos a dormir nos fuimos hasta la jaima, donde el hada Margarita nos contó un emotivo cuento que nos haría tener sueños felices. Una vez cumplido el objetivo llegó la hora de acostarse, así que tal y como habíamos ensayado en clase, guardamos la ropa sucia en nuestra bolsa de la maleta, nos pusimos el pijama y nos fuimos hasta el baño para asearnos un poco y lavarnos los dientes. Tras un espectacular desfile de pijamas… ¡a roncar!

Al día siguiente, como fuimos muy madrugadores, desayunamos súper rápido y organizamos nuestro equipaje en un periquete, nos dio tiempo a hacer dos talleres más, además de hacer todas las tareas de granja que nos quedaron pendientes y visitar la zona del invernadero. 

Uno de ellos consistió en fabricar unas «bombas de semillas», que nos ayudarán a repoblar algunas zonas de nuestro parque. Para ello tuvimos que aprender la proporción exacta de agua, arcilla y semillas, visitamos la colonia de lombrices que tenían en la compostera (que por supuesto también nos regalaron para reactivar la nuestra del cole) y nos manchamos muchísimo, ja, ja, ja. El otro taller fue de cocina, para elaborar unos deliciosos  roscos que tomamos en la merienda y que también pudimos llevarnos a casa a la vuelta del viaje ¡cuánta actividad!

Tras el almuerzo las fuerzas ya flaqueaban y aunque teníamos prevista una breve visita a la almazara, los ánimos no acompañaban mucho. Decidimos entonces quedarnos en el interior (debido al calor) e intercambiar impresiones sobre todo lo vivido, recoger nuestros trabajos de los talleres y jugar un ratito.

Como habréis leído (y ya os habrán contado vuestros peques) no nos faltó un detalle por hacer en nuestro viaje. Volvimos realmente cansados, pero muy contentos y satisfechos de la experiencia vivida.

Natalia y yo disfrutamos muchísimo también, así que deseamos que recuerden esta «primera noche fuera», durante mucho tiempo.

Espero que os hayan gustado los vídeos y los disfrutéis en familia.

Un abrazo,

Esther Justicia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«Clausuramos la tardes cooperativas y las sesiones de yoga del curso»

Buenas familias,

Os pongo al día  de manera resumida de las actividades más significativas de los tres últimos días en la clase rojita:

El jueves damos cierre a la propuesta de la granja recordando todo lo vivido en nuestra salida al Molino de Lecrín. Tras una larguísima asamblea en la que intercambiamos los momentos más significativos, realizamos un dibujo con lo más representativo de ese día.

Tras la representación gráfica, nos reunimos con los compañeros/as de la clase naranja en el aula de usos múltiples. Ataviados con las máscaras de los animales de la granja, naranjas y rojos se divierten con una divertida historia que nuestra profe Eva va narrando y en la que tienen que ir escenificando lo que ella va contando.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También  llevamos a cabo otra actividad bastante especial junto al grupo naranja: «El Día sobre ruedas».

Bicicletas y monopatines, todo valía para pasar un día espectacular.

A pesar del calor, nuestros peques no pararon ni un momento, ¡Cuánta energía! El día mereció la pena:

El viernes dimos cierre a las tardes cooperativas, actividad incluida en nuestra programación y cuyo principal objetivo es fomentar el trabajo cooperativo y la convivencia entre grupos.

Desde el mes de octubre hasta mayo, cada viernes por la tarde, naranjas, rojos y verdes disfrutamos de múltiples actividades y experiencias:

  • Reconocimiento de las plantas del jardín.
  • Sesiones de siembra  y plantación para el vivero.
  • Arreglo de nuestro huerto.
  • Mantenimiento de nuestro parque.
  • Compartir juguetes.
  • Lecturas con temáticas enfocadas en valores.
  • Meriendas saludables.
  • Elaboración de carteles de fiestas.
  • Puestas en común de experiencias de clase.
  • Sesiones de resolución de conflictos en los momentos de patio.

Pues bien, como ya sabéis estamos de lleno con los preparativos de la fiesta final de curso. Nuestros peques están encantados con la propuesta de La Prehistoria, aburrirnos no nos aburrimos en absoluto, ya que estamos aprendiendo muchas cosas:

«LA CUEVA DE LAS MANOS»

Cueva de las Manos, Argentina

Esta cueva es una de las más interesantes del mundo desde el punto de vista paleontológico. Los investigadores han encontrado muchas pinturas rupestres antiguas allí, incluidas numerosas imágenes de manos humanas. Los científicos estiman que la antigüedad de algunas pinturas rupestres es de más de 10.000 años. Esto demuestra que la cueva ha sido habitada por humanos durante miles de años.

En nuestra última tarde cooperativa, representamos «La Cueva de las Manos» elaborando un cartel colectivo con ayuda de pulverizadores mezclados con agua y témpera, ¿Qué os parece? 

Finalizamos la jornada con la última merienda del curso en el exterior, disfrutando de nuestro entrañable y mágico jardín.

Edades de la PREHISTORIA timeline | Timetoast timelines

A lo largo de la siguiente semana seguiremos con nuestra investigación y juego sobre la Prehistoria. Os animo a que sigáis aportando material, libros, adivinanzas, telas….

 

Hoy lunes, hemos llevado a cabo nuestra última sesión de yoga. Con la ayuda de varias canciones, nuestra especialista en yoga, Ingrid,  nos ha guiado en los diferentes movimientos, posturas y respiraciones. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ha sido un placer disfrutar de una herramienta de intervención para el fomento de la salud y calidad de vida de nuestros pequeños. Ingrid ha sabido llevar adelante esta disciplina de manera lúdica a través de juegos, masajes, actividades de relajación, canciones y cuentos. 

¡Cómo han disfrutado! El curso que viene seguiremos contribuyendo a ser más creativos, felices y libres con la puesta en marcha de dicha práctica.

F e l i z   s e m a n a.

Silvia.

 

«Mini-expertos sobre animales de granja»

Buenas tardes familias,

Tras nuestra gran aventura granjera hoy volvemos al colegio dispuestos/as a continuar con nuestras experiencias de aprendizaje.

En la asamblea de inicio de la jornada hablamos sobre lo que más nos gustó de nuestro viaje y realizamos un dibujo alusivo al tema. También comentamos algunas de las actividades llevadas a cabo durante esos días y repartimos el material que acordamos llevar a casa (un mineral y una «bomba de semillas»).

Continuamos el trabajo de nuestro proyecto donde lo dejamos, de tal forma que hoy nos tocaba exponer los «mini-expertos» grupales, que estuvimos preparando la semana pasada.

Cada equipo ha expuesto frente al resto del grupo, distribuyendo la parte correspondiente a cada uno/a, dándose el turno de palabra, presentándose…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una excelente forma de aprender «de primera mano» lo enriquecedor que puede ser el trabajo en equipo, comparándolo con la experiencia individual que cada uno/a ha vivido previamente.

Los dos días que restan de esta semana continuaremos con esta temática, a través de un cuaderno de pasatiempos (ya os contaré con más detalle) y lo compaginaremos en la medida de lo posible con la introducción a la temática de la Prehistoria, que será el tema para nuestra fiesta final de curso (8 de junio).

Os dejo este aperitivo fotográfico, de nuestra experiencia granjera, quedando pendiente el montaje general en los próximos días.

Ya os habrán contando vuestros peques que lo pasamos genial, que todo fue sobre ruedas y que la experiencia fue maravillosa.

Un abrazo,

Esther Justicia.