CELEBRAMOS EL DÍA DE LA INFANCIA. CICLO 0-3 AÑOS

Hola familias,

Hoy en toda la Etapa de Infantil celebramos de una manera muy especial EL DÍA DE LA INFANCIA. Con la colaboración de las alumnas de segundo ciclo del módulo de Educación Infantil del Instituto Ramón y Cajal

Desde primera hora nos hemos encontrado nuestra clase decorada y preparada para la realización de las actividades especiales.

Primero pasamos y nos representan un cuento muy bonito «La Mariposa Cloe», una mariposa diferente a las demás porque tenía alas un ala pequeña y otra grande; y las demás mariposas se reían de ella. Al final Cloe les da una lección de humildad y de ayuda a los demás, que hace que las otras mariposas pidan perdón. Han estado super atentos y participativos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después hacemos un descanso para tomar la fruta y para que las alumnas pudieran preparar la siguiente actividad, una cuento de animales «El Pollito Yellow», donde nos transmiten el valor de la amistad, narrado y escenificado por las alumnas; y al final todos participamos dándole de comer al pollito y jugando.

Para terminar, pasamos al aula de yoga, en el que nos tenían preparadas situaciones de aprendizaje sensoriales, por las que hemos ido pasando y experimentando con diferentes materiales: arena, nieve artificial, texturas, instrumentos….

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo hemos pasado fenomenal y desde aquí queremos darles las gracias por su preparación, implicación y lo bien que ha estado todo; desde la decoración, la puesta en escena y los materiales utilizados. Agradecemos que nos hayan regalado los materiales y decoraciones para poder utilizarlos en el ciclo 0-3 años.

Además de todo esto, conocemos a «La tortuguita» de nuestra compañera Mar y leemos el cuento de Antía titulado «Los lobos que vinieron a cenar».

 

 

 

 

 

 

Me despido hasta el lunes.

Que paséis un feliz fin de semana.

Saludos

Carmen

 

CELEBRAMOS EL DÍA DE LA INFANCIA.

¡Hola familias!

Hoy hemos podido disfrutar de un día muy especial. Celebramos el Día Mundial de la Infancia, que tiene lugar todos los años el 20 de noviembre, es un día dedicado a todos los niños y niñas del mundo. Este año tenemos el privilegio de contar con la colaboración del alumnado del centro Ramón y Cajal, que están realizando el segundo curso del ciclo de Infantil.  Han preparado con muchísimo cariño unas actividades con motivo de este día. Nos han sorprendido gratamente con los bonitos decorados, atrezzo, disfraces y hasta un obsequio nos han dado.

En primer lugar, hemos podido disfrutar con la obra teatral titulada: «Las manchitas de la cebra Zoe», con una temática que aborda valores como la igualdad o la empatía. Una cebra algo diferente, que tenía puntitos en lugar de rayas, sus amigos los animales le daban de lado por ser diferente, hasta que se dieron cuenta, que eso no estaba bien, y que ser diferente también es bueno.

Seguidamente hemos tomado una rica mandarina, y hemos participado en la siguiente actividad: «Situaciones de aprendizaje para la experimentación». Han disfrutado de una  de las mejores formas de facilitar el aprendizaje,  a través de la estimulación sensorial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y,  por último, hemos participado en un cuento motor titulado: «El pollito Yellow», dónde hemos ido participando de forma activa en el transcurso de la narración del cuento.

Cómo veis, hemos disfrutado de un día muy especial. Y me quedo con la frase que han plasmado en nuestro pasillo de infantil: «Eres pequeño, pero puedes hacer cosas grandes».

En nuestra Tarde cooperativa  visionamos el último de los cortometrajes de la Ventana cinéfila: «Me, a Monster».  Nono es el único habitante del planeta Pano. Vive feliz y dedica sus días a cuidar de su pequeño y querido planeta. Un día, la llegada inesperada de Be2 lo alterará todo y tendrá un gran impacto en Nono. A pesar de sus evidentes diferencias, ambos encontrarán la manera de comunicarse y, por lo tanto, convivir juntos en armonía.

Espero que mis naranjitas pasen un buen fin de semana.

Un abrazo, Eva.