Archivo de la etiqueta: El teatro como herramienta educativa

El teatro, una valiosa herramienta educativa.

Lo prometido es deuda, así que en esta entrada os dejo la representación teatral que vuestros peques hicieron el pasado viernes, con motivo de la celebración de la fiesta de otoño.

Como sabéis se trata de una adaptación del cuento de otoño «El árbol triste» y hemos estado preparándola varias semanas. Comenzamos con la lectura de la historia, para conocer de qué trataba, realizamos un casting para decidir entre todos la adjudicación de personajes, confeccionamos nuestros accesorios para el disfraz, elegimos el color de nuestra vestimenta (acorde al personaje), diseñamos el decorado (utilizando la representación gráfica y el collage, como técnicas plásticas) y sobre todo trabajamos en equipo para que la puesta en escena y el resultado final estuviesen a la altura de nuestro esfuerzo e ilusión.

A lo largo de todas las sesiones que hemos dedicado a preparar esta especial actividad, tan significativa y de tantísimo valor educativo y pedagógico, han surgido muchísimas vicisitudes que hemos tenido que ir solventando con gran creatividad y flexibilidad cognitiva. Como ejemplos podría citaros que la adjudicación de personajes no estaba compensada, ya que no fui yo quien la realicé y llegar a consenso para que fuese algo equitativo y equilibrado, no fue tarea fácil. Cada componente del grupo tenía claro su posicionamiento  de modo que entender y asimilar que «las cosas no pueden ser siempre como nos gustarían» supone un gran trabajo de tolerancia frente a la frustración.  Otro ejemplo podría ser, que en los ensayos (en la gran mayoría) no ha estado todo el grupo, así que de manera individual cada uno se ha tenido que hacer responsable de escenificar su personaje, previendo eventualidades para el día del estreno. Y así podría enumerar otras tantas, que con visión de adulto parecen carecer de importancia, pero que si las trasladamos a la madurez de niños y niñas de 4-5 años, podéis imaginar que es todo un mundo para ellos.

De ahí que más allá de haber trabajado toda la parte artístico-plástica, inherente a una obra teatral, hemos puesto en marcha otros mecanismos de aprendizaje que han conferido a nivel individual y grupal un gran bagaje en cuanto a las funciones ejecutivas se refiere.

«Meterse en la piel de un personaje» les ha ofrecido la  posibilidad de experimentar sensaciones como la vergüenza, la confianza, la sorpresa… sin necesidad de juzgarlas, al no estar viviéndolas en primera persona. También han podido descubrir algunas habilidades de sí mismos, que no conocían. Todo esto supone una sólida base para la conformación del autoconcepto de sí mismos, que no es más que la imagen que tienen de quienes son y que por supuesto está influenciada con lo que les proyectamos las personas que les rodeamos.

Dentro del área de la educación emocional hemos puesto en valor la empatía, ya que no han sido pocas las ocasiones en las que «se ha quedado la mente en blanco», han sentido vergüenza o se han equivocado en el discurso. El respeto generado entre unos y otros, así como la ayuda prestada, han sido dos valores muy presentes en todo el proceso y de los que me siento particularmente orgullosa. El manejo o control de las distintas emociones también ha sido un aspecto relevante, así como el proceso de autorregulación (motriz y cognitiva).

En estas edades el desarrollo cerebral está en pleno apogeo y debemos ofrecer experiencias de aprendizaje globalizadas que permitan potenciar ciertas habilidades complejas e ir  adquiriendo competencias relacionadas con las distintas áreas de desarrollo, sin necesidad de segmentar o parcelar. Una de las herramientas que ofrece todo esto es el teatro.

Ni que decir tiene también los múltiples beneficios que aporta la expresión corporal al conocimiento de nuestro esquema corporal, nuestra coordinación y la concesión de cierto valor al lenguaje no verbal, en nuestras exposiciones orales.

Con todo lo anteriormente expuesto pretendo trasladar, al ambiente familiar, los múltiples aspectos que se trabajan mediante una representación teatral y como cierre os dejo este pequeño texto de Jesús C. Guillén (todo un referente a nivel nacional en el área de la Neuroeducación).

Las funciones ejecutivas que se consideran como básicas son el control inhibitorio, la memoria de trabajo y la flexibilidad cognitiva, las cuales permiten desarrollar otras funciones complejas como el razonamiento, la resolución de problemas y la planificación. Aunque en las investigaciones se han utilizado los recursos digitales para evaluar su mejora (especialmente software lúdico), hay claros indicios de que el enfoque global (así funciona nuestro cerebro) que va más allá de lo cognitivo y tiene en cuenta las necesidades emocionales, sociales y físicas de los estudiantes constituye una estrategia poderosa para trabajar las funciones ejecutivas. ¿Y cómo se hace eso en la práctica? Pues, por ejemplo, a través de las artes (teatro, música, pintura, etc.), el deporte (en especial los de equipo y los que conllevan mayor reto cognitivo) o el juego (en la infancia, el simbólico, por ejemplo).

A modo de resumen y a grandes rasgos, podríamos decir que ponemos en marcha el control inhibitorio, en tanto en cuanto debemos abstenernos de intervenir cuando alguien se equivoca o no es nuestro turno, mantener una posición corporal adecuada o simplemente focalizar nuestra atención en lo que está ocurriendo en ese momento, evitando cualquier distracción que nos invite a actuar de manera impulsiva. De igual forma, estaríamos potenciando nuestra memoria de trabajo (nada que ver con la memoria a corto-medio plazo que hemos puesto en práctica por ejemplo con la poesía) con la memorización del texto junto a las señales que dan paso a cada intervención o con la asociación de determinados gestos ligados a acciones a llevar a cabo. La flexibilización cognitiva, está ligada a la improvisación así como a la adaptación y resolución de todos los posibles  incidentes que surjan.

Espero que esta argumentación os permita ver el resultado final, con una visión mucho más amplia y compleja, que la mera puesta en escena de la adaptación de un texto escrito.

Esta página incluye contenido multimedia que requiere aceptar todas las cookies. Pulse aquí para abrir la configuración de cookies.

NOTA: El viernes realizaremos nuestra salida del primer trimestre, relacionada con el proyecto de trabajo «los alimentos». Durante esta semana estamos jugando al mercado, así que la aportación de material de casa debe estar enfocada a ello. Como «deberes» les he solicitado que visiten un pequeño comercio de alimentación (panadería, frutería, carnicería…) se hagan una foto con el vendedor o vendedora (en la que se vea el establecimiento) y le formulen preguntas acerca del origen de esos alimentos, de dónde provienen, cómo llegan hasta la tienda, etc. Podéis hacerme llegar las fotos a lo largo de esta semana, a través del email o durante el fin de semana. Luego las pondremos en común en asamblea y realizaremos un mural grupal.

¡Hasta la próxima entrada!

Esther Justicia.

¡FIESTA DE OTOÑO!

Aunque esta semana ha tenido un día menos, ha sido bastante intensa y productiva, en cuanto a experiencias y actividades se refiere.

La tradicional fiesta de otoño, que hemos celebrado hoy, ha marcado el ritmo de la misma. Un ritmo intenso pero muy disfrutado, ya que hemos vivido cada uno de los talleres con mucha ilusión y la motivación ha sido nuestro motor de aprendizaje.

El martes, tras intercambiar en la asamblea el tiempo pasado en familia durante «los días sin cole», nos dispusimos a realizar un precioso dibujo para nuestro compañero Andrés, que ya ha cumplido cinco años. Como os comenté en alguna ocasión anterior, los dibujos los hacemos con lápiz de grafito, para convertirlos en un bonito bloc de dibujos para colorear, que regalamos al cumpleañero con todo nuestro cariño. Después nos comimos un delicioso bizcocho casero, no sin antes soplar la vela y pedir un deseo «hacerse mayor ya».

En el taller creativo de la tarde ultimamos el decorado para nuestra representación teatral. En esta ocasión utilizamos «ceras blandas» dado que el grosor que poseen y la intensidad de color que ofrecen, son idóneos para que resalten las producciones individuales. Incluyeron erizos, topos, búhos, hojas, setas, nubes… y todo aquello que pensaban que podía formar parte de un paisaje de bosque. Más allá de la parte representativa y creativa, hay todo un trabajo en equipo que requiere acuerdos, turnos, puestas en común, ayuda mutua, respeto a las diferencias, valoración del trabajo de los demás y autonomía grupal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El miércoles, antes de pasar la mañana entre las clases de inglés y música, realizamos una de las sesiones periódicas de «cálculo mental». Las cantidades son pequeñitas, pero el enunciado se va complicando e incluso aparece adiciones de más de dos factores. Después, antes de bajar a disfrutar del parque realizamos un ensayo de nuestro teatro, para ir puliendo algunas intervenciones, tonos de voz, etc.

Por la tarde, seguimos practicando el área alfabética a través del reconocimiento fonológico de algunas palabras significativas y su escritura (totalmente autónoma sin copia). En este caso utilizamos la lista de los ingredientes necesarios para elaborar nuestra receta de cocina para la fiesta de otoño:

  • GALLETAS
  • MANTEQUILLA
  • COCO
  • AZÚCAR
  • LECHE
  • CANELA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

He de decir que han avanzado mucho, no sólo en el desarrollo del área en sí, sino también en la seguridad y confianza en sí mismos a la hora de «arriesgarse» a escribir sin que yo les valide si es la letra correcta o no. Salir de la zona de confort supone adentrarse en la de aprendizaje, y sin duda aprender haciendo y valorar la equivocación o el error como punto de partida de futuros aprendizajes, es fundamental para seguir avanzando.

Ayer, nada más llegar, nos convertimos en cocineros y cocineras y elaboramos unas deliciosas galletas de coco. Una sencilla receta que podéis replicar en casa, ya que vuestros peques la siguieron al pie de la letra. Fue una auténtica maravilla verles realizar cada paso con sutileza, guardando la higiene necesaria para no compartir ingredientes ni utensilios y sabiendo esperar hasta el final para chuparse los dedos. No es nada fácil realizar esta actividad en grupo, ya que requiere de un grado de atención e inhibición, nada propio de estas edades. Como ellos dicen «están entrenando mucho sus cerebros», ja, ja, ja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La tarde la destinamos íntegramente al ensayo general de nuestro teatro «El árbol triste», para el que contamos con la colaboración como público invitado, del grupo de 4º EPO. Mientras esperábamos también pudimos ver los ensayos de otros grupos de Primaria, con las actuaciones que han preparado para el encuentro literario de hoy.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y hoy… os dejo esta crónica en imágenes, que creo describe bastante bien lo que hemos vivido en el cole: ilusión, magia, inocencia, alegría y mucha convivencia. El señor Otoño ha visitado nuestra clase, nos ha contado un sinfín de cosas acerca del lugar en el que vive, nos ha agradecido las cartas enviadas y felicitado por nuestros progresos, nos ha informado que ya tiene wifi en el bosque y que nos sigue a través del blog, nos ha regalado una lluvia de hojas y nosotros… le hemos deleitado con nuestra poesía «Buscando hojitas» e invitado a galletas de coco. Después hemos asistido, junto al resto de la etapa, a la representación de los Romances, a cargo del grupo de 6º EPO. Hemos bailado unas entrañables danzas en el parque y disfrutado de muchos juegos en grupo. Por la tarde hemos llevado a cabo nuestra representación teatral, recibiendo una gran ovación del público y para finalizar el día… ¡merendola especial!

¡FIESTA DE OTOÑO!

Esta página incluye contenido multimedia que requiere aceptar todas las cookies. Pulse aquí para abrir la configuración de cookies.

En la próxima entrada os enlazaré el vídeo de la actuación, con algunos detalles de cómo hemos vivido esta preciosa experiencia de aprendizaje y disfrute.

¡Buen fin de semana!

Esther Justicia.

 

EDUCACIÓN EMOCIONAL ¡JUGAMOS AL TEATRO!

Ya estamos contando los días para nuestra fiesta de Carnaval, así que las propuestas de juego de la semana (que ya iniciaron de forma incipiente la anterior), versarán sobre esta temática y cualquier aspecto creativo o arte escénico que pueda verse relacionado de alguna u otra forma con ella.

Tras los primeros intercambios de vivencias en la asamblea, se establece el acuerdo de «jugar a disfraces». Sin embargo algunos opinan que sería mejor el teatro con marionetas, aprovechando el que tenemos en clase de madera. Les propongo hacer una «FUNCIÓN DE TEATRO» de temática libre en la que sean ellos y ellas quienes den vida a los distintos personajes y lo aceptan con entusiasmo.

El teatro es un recurso o herramienta educativa que  permite un aprendizaje interdisciplinar de todos los ámbitos del desarrollo y además posee un valor incalculable a la hora del trabajo enfocado al desarrollo de la inteligencia emocional.

Así que antes de ponernos a jugar, les leo algunas narraciones incluidas en este libro: «Palpitaciones», «Picor» y «Dolor de tripa».  Con intención de seguir profundizando un poquito más en el reconocimiento de nuestras emociones y las de los demás, las manifestaciones que cada persona realiza frente a cualquier hecho o vivencia y por extensión las sensaciones que le provoca.  Este ejemplar forma parte de nuestra colección de cuentos para acompañar la educación emocional y ofrece una visión distinta a la forma en que  habitualmente se trata en la literatura infantil  el tema de las emociones. Se centra en las sensaciones psico-fisiológicas que preceden a una emoción, siendo lo primero que debemos aprender a identificar, antes de pasar a nomenclarlas. 

Los comentarios que cada componente del grupo ha ido realizando tras la lectura de cada una de las «historias» han contribuido al mejor conocimiento de sí mismo  y de los demás. Bases fundamentales para instaurar el respeto y la empatía dentro de un grupo.

– «Esther ¿pero porqué nos lees este libro que no tiene que ver con el teatro ni con jugar?»

«¿Ah no?. ¿Recordáis cada vez que surge algún tipo de conflicto en el juego cómo solemos analizarlo y trabajarlo?. Siempre comenzamos explicando cómo me siento, qué me ha hecho sentir así y que podemos hacer para mejorar esa situación o reforzarla, si es que nos hace sentir bien. Pues quería leeros este cuento, que ya me habéis pedido en algunas ocasiones, porque creo que en las últimas semanas habéis aprendido como grupo a ayudar a varios compañeros que lo han necesitado y eso quiere decir que ya estáis preparados para dar un pasito más. ¡Que somos los mayores!

-«Y ahora… creo que viene de perlas este otro, esperad»

Una simpática historia que nos traslada al tiempo en que los elefantes aún no tenían trompa y de cómo cambió todo cuando un día a uno de ellos se lo ocurrió «meter las narices en los asuntos de los demás». Es una adaptación del cuento clásico «El hijo de elefante» o «Cómo el elefante consiguió su trompa» de Rudyard Kipling.

¡AHORA SÍ, ES HORA DE JUGAR!

La fase de reparto/elección de roles, así como la de búsqueda de materiales y organización de espacios, ha ocupado gran parte de la mañana. Durante el proceso hemos ido comentando la importancia de esta fase, lo bien que lo pasamos participando en ella y diseñando los «escenarios de juego» a nuestro gusto y del grado de autonomía que están adquiriendo ya. También de la inversión que supone tenerlo todo ya preestablecido para la siguiente sesión, de manera que seamos más ágiles en el montaje.

En un primer momento Mateo A. y Lucía se han ofrecido como guionistas para inventar una pequeña trama para llevar a escena, e incluso han elegido el título de la obra: «EL REY QUE ENSEÑABA A COMPARTIR», luego han pasado a ser espectadores junto a Máximo.

Nacho y Joakim han sido los actores, eligiendo su propio vestuario, las telas del escenario y hasta la puerta que les daría paso a éste. Han ensayado algunos diálogos incluso.

Mateo de la T. ha decidido ser el taquillero, así que ha tenido que confeccionar el cartel que anunciaba la obra, preparar su espacio y ensayar las fórmulas de cortesía que se utilizan en cualquier acto de compra-venta…

Finalmente Emma y Nora han montado el puesto de venta de palomitas, bebidas y dulces.

¡Qué gozada de clase!

Creo que las imágenes hablan por sí solas, así que el resto lo dejo para que vuestros peques os vayan comentando las secuencias y las vivencias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El trabajo de las áreas alfabética (carteles y lista de precios), matemática (reparto equitativo de monedas y acto de compra-venta) y por supuesto creativa, se ha llevado a cabo de forma lúdica, totalmente significativa y transversal, sin necesidad de parcelar conocimientos. Es decir, como en la vida real.

¡Mañana seguiremos con la aventura de aprender!,

Esther Justicia.