Archivo de la etiqueta: El teatro como herramienta educativa

EL TEATRO Y LAS FUNCIONES EJECUTIVAS

A continuación os dejo la representación teatral que vuestros peques hicieron el pasado viernes, con motivo de la celebración de la fiesta de otoño.

Como sabéis se trata de una adaptación de la fábula de Esopo  «El labrador y el árbol» y hemos estado preparándola varias semanas.

Comenzamos con la lectura de la historia, para conocer de qué trataba, realizamos un casting para decidir entre todos la adjudicación de personajes, hacemos un boceto de cómo sería el disfraz de cada personaje, confeccionamos nuestros accesorios para el disfraz, elegimos el color de nuestra vestimenta (acorde al personaje) y buscamos en el baúl de los disfraces qué atuendo podría servirnos, diseñamos el decorado (trabajando en equipo con el grupo de sexto), elaboramos un cartel para anunciar el día de la representación y sobre todo trabajamos en equipo, para que la puesta en escena y el resultado final estuviesen a la altura de nuestro esfuerzo e ilusión.

Este curso además hemos incluido una autoevaluación , previa al estreno, que nos ha permitido considerar «el error» como punto de partida de otros aprendizajes y además mejorar  aspectos que no son susceptibles de mejora si no se identifican. La grabación realizada en el ensayo general fue la herramienta utilizada para ello. Tras visionar cómo nos había salido, cada uno/a fue aportando propuestas de mejora de su personaje y el de los demás, que se han visto reflejadas el día de la actuación definitiva.

A lo largo de todas las sesiones que hemos dedicado a preparar esta especial actividad, tan significativa y de tantísimo valor educativo y pedagógico, han surgido muchísimas vicisitudes que hemos tenido que ir solventando con gran creatividad y flexibilidad cognitiva. Podría citaros muchas, sirvan como ejemplo los siguientes:  el soporte para colocar el decorado también lo necesitaba el grupo de sexto, plantear hipótesis de cómo solucionar esa eventualidad y hallar la solución más adecuada, no fue tarea fácil (entendiendo que yo no decidí desde el principio, que hubiese sido lo fácil).  Entender y asimilar que «las cosas no pueden ser siempre como nos gustarían» supone un gran trabajo de tolerancia frente a la frustración.  Otro ejemplo podría ser, que en los ensayos (en la gran mayoría) no ha estado todo el grupo, así que de manera individual cada uno se ha tenido que hacer responsable de escenificar su personaje, previendo eventualidades para el día del estreno. Podría enumerar otras tantas, que con visión de adulto parecen carecer de importancia, pero que si las trasladamos a la madurez de niños y niñas de 4-5 años, podéis imaginar que es todo un mundo.

De ahí que más allá de haber trabajado toda la parte artístico-plástica, inherente a una obra teatral, hemos puesto en marcha otros mecanismos de aprendizaje que han conferido a nivel individual y grupal un gran entrenamiento, en cuanto a las funciones ejecutivas se refiere.

«Meterse en la piel de un personaje» les ha ofrecido la  posibilidad de experimentar sensaciones como la vergüenza, la confianza, la sorpresa… sin necesidad de juzgarlas, al no estar viviéndolas en primera persona. También han podido descubrir algunas habilidades de sí mismos, que no conocían. Todo esto supone una sólida base para la conformación del autoconcepto, que no es más que la imagen que tienen de quienes son y que por supuesto está influenciada con lo que les proyectamos las personas que les rodeamos.

Dentro del área de la educación emocional hemos puesto en valor la empatía, ya que no han sido pocas las ocasiones en las que «se ha quedado la mente en blanco», han sentido vergüenza o se han equivocado en el discurso. El respeto generado entre unos y otros, así como la ayuda prestada, han sido dos valores muy presentes en todo el proceso y de los que me siento particularmente orgullosa. El manejo o control de las distintas emociones también ha sido un aspecto relevante, así como el proceso de autorregulación (motriz y cognitiva).

En estas edades el desarrollo cerebral está en pleno apogeo y debemos ofrecer experiencias de aprendizaje globalizadas que permitan potenciar ciertas habilidades complejas e ir  adquiriendo competencias relacionadas con las distintas áreas de desarrollo, sin necesidad de segmentar o parcelar. Una de las herramientas que ofrece todo esto es el teatro.

Ni que decir tiene también los múltiples beneficios que aporta la expresión corporal al conocimiento de nuestro esquema corporal, nuestra coordinación y la concesión de cierto valor al lenguaje no verbal, en nuestras exposiciones orales.

Con todo lo anteriormente expuesto pretendo trasladar, al ambiente familiar, los múltiples aspectos que se trabajan mediante una representación teatral y como cierre os dejo este pequeño texto de Jesús C. Guillén (todo un referente a nivel nacional en el área de la Neuroeducación).

Las funciones ejecutivas que se consideran como básicas son el control inhibitorio, la memoria de trabajo y la flexibilidad cognitiva, las cuales permiten desarrollar otras funciones complejas como el razonamiento, la resolución de problemas y la planificación. Aunque en las investigaciones se han utilizado los recursos digitales para evaluar su mejora (especialmente software lúdico), hay claros indicios de que el enfoque global (así funciona nuestro cerebro) que va más allá de lo cognitivo y tiene en cuenta las necesidades emocionales, sociales y físicas de los estudiantes constituye una estrategia poderosa para trabajar las funciones ejecutivas. ¿Y cómo se hace eso en la práctica? Pues, por ejemplo, a través de las artes (teatro, música, pintura, etc.), el deporte (en especial los de equipo y los que conllevan mayor reto cognitivo) o el juego (en la infancia, el simbólico, por ejemplo).

A modo de resumen y a grandes rasgos, podríamos decir que ponemos en marcha el control inhibitorio, en tanto en cuanto debemos abstenernos de intervenir cuando alguien se equivoca o no es nuestro turno, mantener una posición corporal adecuada o simplemente focalizar nuestra atención en lo que está ocurriendo en ese momento, evitando cualquier distracción que nos invite a actuar de manera impulsiva. De igual forma, estaríamos potenciando nuestra memoria de trabajo (nada que ver con la memoria a corto-medio plazo que hemos puesto en práctica por ejemplo con la poesía que recitamos al Sr. otoño) con la memorización del texto junto a las señales que dan paso a cada intervención o con la asociación de determinados gestos ligados a acciones a llevar a cabo. La flexibilización cognitiva, está ligada a la improvisación así como a la adaptación y resolución de todos los posibles  incidentes que surjan.

Espero que esta argumentación os permita ver el resultado final, con una visión mucho más amplia y compleja, que la mera puesta en escena de la adaptación de un texto escrito.

Esta página incluye contenido multimedia que requiere aceptar todas las cookies. Pulse aquí para abrir la configuración de cookies.

NOTA: Nos metemos ya de lleno con el siguiente proyecto «Los alimentos».  Hoy han jugado al restaurante y mañana probarán con los establecimientos de alimentación.  La aportación de material de casa (juguetes, libros, menús, poesías, delantales, cajas registradoras, bandejas…)  debe estar enfocada a ambas propuestas de juego (restaurante y mercado). Como «deberes» os solicité que visitaran un pequeño comercio de alimentación (panadería, frutería, carnicería…) se hicieran una foto con el vendedor o vendedora (en la que se vea el establecimiento) y le formularan preguntas acerca del origen de esos alimentos, de dónde provienen, cómo llegan hasta la tienda, etc. Podéis hacerme llegar las fotos a lo largo de esta semana, impresas, para que puedan explicarlas en la asamblea. Hasta el momento han llegado muy pocas.

¡Hasta la próxima entrada!

Esther Justicia.

ESCRIBIMOS AL SR. OTOÑO Y HACEMOS UNA DELICIOSA RECETA

¡Mañana será el gran día! Además de celebrar nuestra entrañable Fiesta de otoño, tendrá lugar el estreno de nuestra representación teatral: «El labrador y el árbol».  El lunes próximo dedicaré la entrada específicamente a este proyecto de aula, que nos ha tenido ocupados durante varias semanas. Como adelanto deciros que el ensayo general de ayer lo grabamos y hemos utilizado ese vídeo como herramienta de autoevaluación. Hoy hemos llevado a cabo el último ensayo y han sido capaces de aplicar todas las «cositas» que ellos mismos han ido diciendo esta mañana que había que mejorar.

¡ESTOY TAN CONTENTA CON SU ESFUERZO!

En estos días hemos podido ultimar el vestuario y algunas cositas de atrezzo. Para los personajes nos hemos basado en los bocetos que realizaron .

Otra de las cosas importantes que nos ha ocupado parte del trabajo esta semana, es la carta que hemos escrito para invitar al Sr. Otoño a que venga a nuestra fiesta.

En ese taller alfabético aprovechamos para presentar lo que sería un formato de escritura , la carta, distinto a los listados que solemos hacer con las recetas de cocina, por ejemplo. Entendemos la necesidad de iniciar la carta de una determinada forma, al igual que terminarla. Ponemos en práctica la direccionalidad y también la separación entre palabras (esto es un proceso largo que se desarrolla en la etapa de Primaria, de momento lo indico yo), como «extra» aprendemos el punto final.

El texto se realizó con escritura autónoma, mediante «dictado fonológico», de manera que se respeta el ritmo de cada componente del grupo y se favorece el desarrollo de esta competencia lingüística.

Una vez tuvimos todas las cartas, hablamos de cómo hacerla llegar al Sr. Otoño. Así que nos hicimos con un sobre gigante y un sello, hablamos de la necesidad de incluir la dirección (tanto nuestra como del destinatario) y decidimos enviar todas las del ciclo juntas ¡Esperemos que la haya recibido!

En cuanto al otro proyecto que «tenemos entre manos», hemos seguido jugando a propuestas relacionadas con la alimentación.

También hemos tenido oportunidad de escuchar ya cuatro de las investigaciones realizadas por el grupo de 4ºEPO, en relación a las habas, los ajos, los caquis y las granadas. Tras conocer los dos primeros, Juanjo (tutor de ese grupo) nos acompañó junto a algunos alumnos al huerto, para dejar sembrados los ajos que nos ayudarán a ahuyentar los pulgones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En nuestro taller de lógica-matemática resolvemos el siguiente reto ¿cuántas galletas necesitamos hacer para invitar a nuestras familias? Al principio lanzaron hipótesis cercanas al número de niños y niñas de la clase, sumando algunas más por aproximación. Después las hipótesis derivaron en cantidades muy altas, tan solo intuyendo que debían ser muchas. Finalmente cada uno/a dijo cuántas debía realizar de manera individual, las representamos mediante palitos y finalmente las «juntamos» realizando la adición correspondiente a una suma (solo que de forma manipulativa) y pudimos averiguar que necesitábamos hacer 36.

Hoy hemos dedicado gran parte de la mañana a elaborar una sencilla pero deliciosa receta, que año tras año hace las delicias de los más pequeños, «Galletas de coco».  Con su puesta en marcha hemos tenido oportunidad de seguir despertando el desarrollo de nuestras funciones ejecutivas principales:

  • La inhibición ha estado muy presente, dado que la tentación de chuparse los dedos mientras estamos cocinando algo dulce, es casi irresistible.
  • La demora de la recompensa, también nos ha costado un poquito, ya que todas las que han hecho ellos/as las hemos guardado para la merienda de mañana y para poder probar una han debido esperar a terminar el taller y tomar la fruta.
  • La memoria operativa o memoria de trabajo, ha estado en pleno funcionamiento debiendo recordar las consignas verbales ofrecidas por mí, en cuanto a los pasos que debíamos seguir en la elaboración ¡los han seguido a pies juntillas!

Como veis, cocinar es mucho más que elaborar una receta para degustarla después. Es una actividad que integra de forma globalizada varias áreas de conocimiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Despedimos hoy el día con la visita de la patrulla medioambiental de Primaria (Tomás y Pablo), que ha venido a comprobar si cumplíamos con los requisitos establecidos.

Deciros que nos han felicitado por el orden y la limpieza del aula, así como por tener las luces apagadas debido a la gran cantidad de luz solar que entra por las ventanas.

No podíamos despedir esta semana sin volver a llevar a casa ejemplares en préstamo de nuestra biblioteca. Esta actividad de fomento de la lectura les está encantando y cada día son varios los que se ofrecen voluntarios para contar a los demás un pequeño resumen de su libro semanal. Hoy han sido Rocío y Antonio.

También se están dando en clase, sobre todo en los momentos de asamblea, intervenciones espontáneas o voluntarias para contar cuentos de casa, recitar poesías… Esta semana han sido Pablo y Alba los que nos han ofrecido el cuento de «Todo lo que sé del miedo» y una poesía de otoño para recitar mañana (veremos a ver cómo nos sale, que hemos tenido tan sólo dos días para aprenderla), respectivamente.

P.D: A lo largo de esta semana se han ido realizando y registrando los distintos seguimientos trimestrales, de carácter individual o grupal, que tenemos establecidos dentro de nuestro plan de evaluación.

¡Os espero a todos mañana en la fiesta!

Esther Justicia.

 

¡NUESTRA PRIMERA SALIDA A LA VEGA!

Tenemos la suerte de tener nuestro colegio en el idílico enclave de la vega, de modo que aprovechamos las múltiples posibilidades que nos brinda el contacto directo con la naturaleza, cada vez que se nos presenta la ocasión.

Los «paseíllos» por la vega es una de las actividades inter-ciclo que tenemos en nuestro proyecto. Desde el grupo naranja hasta el grupo de sexto de primaria se realizan estas salidas, adaptando los objetivos de la misma al nivel educativo correspondiente y por supuesto también el itinerario.

Nosotros, en el ciclo 3-6 años, las realizamos con carácter mensual y disfrutamos realizando recorridos (establecidos por las tutoras en la programación), que se enfocan en el reconocimiento del entorno cercano, los cambios que producen las distintas estaciones en el paisaje, el sistema de riego por acequia, los cultivos  y cómo no, en la convivencia entre grupos.

Estas salidas poseen una normativa específica que el alumnado debe interiorizar. Nos desplazamos por un entorno «menos seguro» que el escolar y debemos estar atentos a determinadas circunstancias que puedan darse, como el paso de vehículos o algún obstáculo en el camino.

El grupo verde encabeza siempre la salida ya que es el encargado de detectar esos posibles obstáculos y realizar «barrera», con la finalidad de salvaguardar al resto de compañeros y compañeras más pequeños ¡una gran responsabilidad!

El pasado martes tuvimos oportunidad de inaugurar esta actividad, junto al resto del ciclo y nos dirigimos dirección hacia el río Beiro, llegando hasta el gran álamo que se encuentra al final del camino.

Durante todo el recorrido estuvimos bien atentos a lo que íbamos encontrando, plantas que desconocíamos, colores que nos indicaban la presencia tangible de la nueva estación del año, cultivos nuevos (como esparragueras y bimis, un híbrido entre la col y el brócoli). A través de distintos interrogantes como ¿porqué unos campos están sembrados y otros no? vamos descubriendo que el calendario de siembra y recogida de ciertos alimentos es distinto y por tanto es recomendable para nuestra salud consumir alimentos de temporada, siempre que sea posible.

Llegar al «árbol grande» es algo emocionante, cabemos todos bajo su copa, sentimos el fresquito del viento en nuestro rostro y hasta podemos escuchar el trinar de los pájaros, si guardamos algo de silencio. Además en ese árbol vive nuestro particular «duende de los cumpleaños» al que personalmente pude realizar algunas preguntas y nos dejó bastante fascinado con sus respuestas ¡pura magia que iluminó los ojos de todos los presentes! ¡qué bonita e inocente es la infancia!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para la vuelta al cole y dado que las normas de desplazamiento las cumplieron a la perfección, ayudamos a nuestros compañeros y compañeras más pequeños llevándolos de la mano. Al llegar, un riquísimo almuerzo nos proporcionó la energía necesaria para seguir afrontando la jornada escolar.

Por la tarde, aprovechamos nuestro taller creativo para intentar reproducir la experiencia vivida. Ponemos en juego la memoria a corto plazo, para recordar lo más significativo acontecido durante la salida y en grupo establecemos las seis cosas que deben estar presentes en nuestra representación gráfica (carretera, montañas, nubes rozando las montañas, árbol grande, mariposa y por supuesto nosotros). De este modo estamos poniendo en marcha también nuestra memoria de trabajo, esa función ejecutiva que nos permite rescatar «recuerdos» de esa memoria a corto plazo y seguir las consignas aportadas para poder realizar una determinada tarea, en este caso el dibujo de nuestra salida a la vega.

Si habéis tenido oportunidad de ver el resultado en el tablón de la clase, seguramente disteis buena cuenta de ello. Debemos valorar estas actividades plásticas mucho más allá del resultado representativo final que nos ofrecen.

Se nota que nos vamos «haciendo mayores» y poseemos mayor autonomía en la realización de las tareas escolares. Cuando terminan ya conocen las actividades que pueden realizar mientras damos lugar a que el resto finalice su trabajo. Cada uno/a escoge aquello que le produce mayor interés y lo realiza de un modo tranquilo. También se animan ya a escribir la fecha en la pizarra.

El miércoles iniciamos jornada con una mini-sesión de Mindfulness enfocada a la respiración diafragmática, poniendo el foco atencional en ella, ayudados por una vela. Con nuestras manos colocadas sobre las costillas flotantes realizamos inspiraciones conscientes mientras dura el sonido de un gong, sostenemos unos segundos el aire y lo soltamos muy suavemente por la boca intentando mover la llama de la vela (colocada en medio de la asamblea) sin que ésta llegue a apagarse. Atendemos también a nuestra postura corporal, que nuestra espalda esté erguida, que nuestro hombros no suban junto a las inhalaciones… El control de nuestra respiración es fundamental, como herramienta de autorregulación en momentos en los que la energía nos desborda y no sabemos cómo parar. Es algo que puede parecer sencillo, aunque no lo es (sobre todo interiorizarlo) y además posee potentísimos beneficios.

Seguimos a tope con nuestros ensayos del teatro, que parece que van «viendo la luz». Cada uno/a es ya consciente del lugar que ocupa en el escenario e incluso de cuándo le toca intervenir. Los componentes de cada personaje (labradores, gorriones, cigarras y abejas) están bastante compenetrados a la hora de repetir las distintas frases. Realizamos uno de los ensayos junto a Natalia, nuestra profe de música en estos momentos, ya que será la encargada de ayudarnos ese día con la puesta en escena y además están ensayando una canción incluida en la obra teatral.

 

También nos hemos lanzado a realizar un mini-boceto que cómo sería el disfraz de cada uno de los personajes. De manera individual eligieron qué personaje representar e incluyeron aquellas características más representativas. Llegamos a ciertos acuerdos sobre nuestros atuendos y a ver si en la semana que entra nos organizamos para ir dándoles forma ¡que tenemos mil actividades!, ja, ja, ja.

En nuestra sesión de lógica-matemática, practicamos tanto las láminas de estimación como los problemas de cálculo global. En éstos últimos las operaciones de adición y sustracción no les generan ya demasiado problema, pero en cambio la comprensión de los enunciados se va «complicando» y no siempre son capaces de entender qué es exactamente lo que se les está «pidiendo».

Nos lanzamos también con otro taller creativo, esta vez enfocado en la temática otoñal, intentando reproducir nuestro particular «Árbol de otoño». La práctica de la motricidad fina es algo que ya sabéis os dije debíamos trabajar a diario, a través de esta propuesta seguimos ejercitándola a la vez que nos divertimos y creamos. ¿Hay algo más divertido que pintar con las manos? Pocas cosas, así que utilizamos nuestras manos, o mejor dicho nuestros dedos para pintar un árbol, respetando ciertas consignas como no usar más de tres dedos y utilizar un dedo diferente para cada uno de los colores acordados. 

Este taller se encuentra en proceso (aunque la exposición de esta primera parte ya la pudisteis disfrutar en el tablón), nos queda incluirle los nervios a las hojas.

El jueves la jornada estuvo marcada por el estreno de nuestra actividad estrella del grupo verde, las conferencias-experto. Las ha inaugurado Pablo con la temática de los paleontólogos (entrada específica ya publicada).

Nuevamente llevamos a casa un ejemplar de la biblioteca en préstamo. Recordar la importancia de ser rutinarios para crear hábitos, de modo que intentad respetar que cada jueves por la mañana se trae al colegio el libro para devolver y cada jueves por la tarde volvemos a llevar uno para casa. De esta forma estamos significando un día a la semana y facilitando la tarea de recordar esa responsabilidad, que debe ser compartida (adulto-niño).

Aprovechamos el enclave mágico de la biblioteca para realizar un ratito de «lectura silenciosa y compartida» y también para disfrutar de esta preciosa lectura «Súper abuelas con súper poderes». A través de los libros podemos tratar temas que al alumnado inquieten y no sean fáciles de abordar de una forma más directa o personal. Proyectar nuestras incertidumbres, temores, inquietudes, intereses… sobre personajes ficticios, nos aporta una visión «desde afuera» del problema en sí y por tanto el abordaje en más objetivo. Así que combinaremos a lo largo de todo el curso, lecturas enfocadas a las propuestas que estamos trabajando, con otras de índole bien distinto.

La tertulia posterior que generamos a raíz de su lectura, fue muy enriquecedora, cada componente del grupo fue citando a sus abuelas y les fueron atribuyendo determinados súper poderes ¡preguntad a vuestros peques, porque fue realmente mágico!

Os dejo un versión en audio-cuento, que he encontrado por la red, para que podáis conocer esta enternecedora historia.

Esta página incluye contenido multimedia que requiere aceptar todas las cookies. Pulse aquí para abrir la configuración de cookies.

Cerramos semana con nuestras clases de especialistas en Educación física e Inglés y también con nuestra Tarde cooperativa.

Nuevamente una experiencia de aprendizaje y disfrute inter-ciclo en la que programamos actividades diversas con el fin de enriquecer el currículo de manera transversal.

En esta ocasión aprovechamos que de nuevo hemos recibido la invitación, como centro escolar, de «La ventana cinéfila» para participar en la apuesta pionera de llevar el cine a las aulas, a través de diferentes largometrajes y/o cortometrajes con temáticas bastante atractivas.

Este curso para Infantil se han focalizado en la temática del medioambiente y la diversidad.  Serán varias las sesiones que vamos a llevar a cabo a lo largo de las próximas semanas, ya que nos brinda la oportunidad de reflexionar acerca de temas de concienciación social verdaderamente relevantes.

El cortometraje elegido por las tutoras del ciclo se titula «El pingüino y la ballena»  3 minutos (Ezequiel Torres, Pablo Roldán. Argentina 2020) y está enmarcado dentro del bloque de «Aprender de nuestro ecosistema»

Un pequeño Pingüino es visitado por su amiga Ballena cada año, hasta que un día el Pingüino ya casi no tiene donde hacer pie: los Glaciares se han derretido por el extremo calentamiento global que aumenta cada año. La Ballena comienza su travesía en busca de un glaciar donde su amigo Pingüino pueda vivir, pero día tras día, el calor impide que llegue a tiempo con la solución. Tal vez, trabajando en equipo con otros animales, pueda lograr su misión.

Nuestras pequeñas acciones pueden influir notoriamente en el cuidado de nuestro planeta y de nuestro entorno más cercano. Los peques son bastante conscientes de ello, así que ayudémosles a poner en práctica esas pequeñas acciones tan valiosas para la humanidad.

Terminamos en nuestro jardín, recogiendo hojas para nuestros talleres y la ambientación del centro. Reponiendo fuerzas con un riquísimo bizcocho y yogur caseros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Espero que disfrutéis de lo que queda de fin de semana!

Esther Justicia.

¡ESTAMOS DE LLENO CON EL TEATRO!

Queridas familias, nos queda menos de un mes para que llegue la fiesta de otoño (11 de noviembre), si descontamos los fines de semana e incluimos todas las demás actividades  y proyectos que tenemos en la programación… no son tantas las sesiones que nos quedan para ir ensayando la obra teatral que vamos a representar ante nuestros compañeros y compañeras de etapa. De modo que ya estamos totalmente inmersos en nuestro proyecto del teatro. De momento este es el punto en el que nos encontramos:

  • Presentación oficial de la obra, con lectura del guión. Es una adaptación de una fábula de Esopo «El labrador y el árbol».
  • Casting para elegir qué personaje representará cada uno/a.
  • Búsqueda de telas y complementos que nos puedan servir de atrezzo para nuestro vestuario.
  • Confección de un antifaz que será parte de nuestro disfraz.
  • Primer ensayo para ver cómo nos vamos a situar en el espacio, qué consignas de entonación voy a utilizar como narradora para darles pie a salir a escena y de paso ir aprendiendo algunas frases de cada personaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El teatro es una herramienta educativa con un valor potentísimo en cuanto a la puesta en práctica de las FFEE (funciones ejecutivas). Nuestro ejecutivo central debe poner en marcha la memoria de trabajo, no sólo para recordar el texto sino el momento en el que debemos intervenir, los movimientos a realizar, etc., la atención sostenida durante toda la obra, para ir siguiendo el guión y controlar qué frase toca en cada momento, el control inhibitorio que nos permite esperar nuestro turno de intervención sin interrumpir al resto de compañeros/as y por supuesto una gran dosis de flexibilización cognitiva, a la hora de buscar soluciones ante problemas imprevistos del tipo : se nos cae el antifaz en plena obra, se nos olvida una frase, me he distraído un momento y no sé por dónde seguir…

Aunque pueda parecernos que el objetivo principal es la puesta en escena, la expresión oral… hay muchísimas más competencias que entran en juego en este tipo de actividad y que fomentan un entrenamiento súper eficaz de nuestras FFEE, imprescindibles para una buena toma de decisiones. Todo va a correr a nuestro cargo y eso es precisamente lo que tiene más valor, que los peques se impliquen de forma creativa en todo el proceso.

La gran mayoría de los talleres creativos de las próximas semanas girarán en torno a la confección de nuestros disfraces(les voy a dejar total libertad, así que cualquier parecido con la realidad va a ser pura ficción) y el decorado principal.

Aprovechamos los momentos de asamblea, merienda y por supuesto de nuestro taller de biblioteca para seguir dando lectura a todos los ejemplares que nos llegan desde casa, y completar la lectura de la colección que habíamos empezado. Unas sencillas historias en las que nos vemos identificados y que nos van ayudando a gestionar algunas emociones frecuentes en nuestro día a día.

Hemos realizado un nuevo préstamo para llevar a casa, debéis recordar la responsabilidad de entregar los libros el jueves por la mañana.

Algunos se han atrevido a narrar de forma oral bien un resumen del libro que han leído esta semana, bien lo que más les ha gustado del mismo. Enzo, Lucía y Anto han sido los «valientes» hoy y lo han hecho muy bien. Esto nos sirve para ir «soltándonos» poco a poco en la ardua tarea de hablar en público.

No dejamos de lado tampoco nuestras actividades medioambientales, enfocadas esta semana en dos tareas principales:

  • Visita a nuestro jardín para el reconocimiento de los árboles frutales relacionados con el otoño.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nos sorprende el gran tronco en el que vive nuestro «duende los cumpleaños», tanto que algunos dijeron haber escuchado sus pasos e incluso haber sentido cómo les tocaba el hombro ¡bendita inocencia!

También las violetas que encontramos escondidas dentro de uno de los parterres, el gran seto de laurel (con el que descubren que nuestras cocineras hacen platos tan ricos como las patatas marineras, por ejemplo) y los mil recovecos que tiene este espacio del colegio.

  • Adecentamiento del huerto para prepararlo para la siembra de las habas, que ya está próxima.

Dedicamos un buen rato a cribar la tierra, con objeto de eliminar todas las piedras que podamos y Esther ayuda con la escardilla para dejar el terreno más o menos listo para la siembra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

No nos olvidamos tampoco de confeccionar un bloc de dibujos para regalar a nuestra compañera Luisa, que celebró con nosotros su cumpleaños el pasado lunes, y aunque está algo enferma en casa se lo hemos hecho llegar a través de su papá, ya que sabemos le hace mucha ilusión recibirlo.

Cerramos esta atípica semana con un nuevo ensayo de la obra de teatro y nuestra tarde cooperativa.  En esta ocasión nos dedicamos al adecentamiento y mantenimiento de nuestro parque, colaborando en la recogida de hojas secas, riego del bambú, y limpieza/orden de espacios. Revisamos que nuestro huerto está en perfectas condiciones para la siembra y visitamos los animales de nuestra pequeña granja.

Disfrutamos de la lectura de algunos cuentos, aportados por un compañero del grupo rojo y Alba. El cuento del grupo rojo («Un poco más») nos lo han leído algunas alumnas del grupo de 6ºEPO y el de Alba, «Garbancito», se ha lanzado a hacerlo ella sola, con un poquito de ayuda ¡Hasta una col y garbanzos nos ha traído para recrear una de las escenas más representativas!. Poco a poco se han ido animando y Francisco ha querido leernos » a su manera» otro capítulo de su libro «De mayor quiero ser feliz» y Gael explicar al resto del ciclo, el funcionamiento de sus «dados inventa historias».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡La semana que viene promete! darán comienzo nuestros paseíllos por la vega y tendremos nuestra primera conferencia-experto.

¡Buen fin de semana!

Esther Justicia.

«EL LABRADOR Y EL ÁRBOL» TEATRO PARA EL OTOÑO

Comenzamos nueva semana (en esta ocasión atípica ya que el miércoles no tendremos clase), con bastante energía y muchas cosas que compartir.

Tras realizar unos tranquilos juegos en equipo, mientras damos la bienvenida a los que van llegando, cantamos nuestra canción de los buenos días, con la que además de saludarnos marcamos el momento de «inicio formal» de nuestra jornada. El súper-ayudante del día realiza sus tareas en torno al calendario, los asistentes… y damos paso al intercambio de información entre todos los miembros del aula.

Hoy, algunos compañeros y compañeras han aportado diversos materiales que han mostrado a los demás:

Francisco nos ha traído una bonita cesta de otoño con frutos, hojas y piñas que ha recogido en una visita al bosque y al campo de su abuelo. Aprovechamos para recordar el nombre de todos ellos, cómo se llama el árbol que los da (almendro, membrillo, caqui, parra…) y acordamos visitar mañana nuestro jardín para recoger algunos caquis y probarlos en la merienda.

Rocío ha traído unos libros de animales, para conocer cosas acerca de ellos. Damos lectura al del conejito, por estar más relacionado con la temática del otoño, los bosques… Aprovechamos para recordar algunas normas inherentes a la visita a nuestro gallinero, ya que es importante para preservar el cuidado de los seres vivos que hay en él.

Pablo nos ha aportado un libro acerca de un simpático vampiro, Edelmiro, que sólo comía carne y empezaba a estar triste y sin energía. Un buen día decidió atreverse a probar otros alimentos, como frutas y verduras, descubriendo que le gustaban muchísimo y recuperando sus fuerzas. Una lectura que nos ha venido fenomenal para seguir trabajando el tema de la necesidad de mantener una alimentación equilibrada y variada, así como de  «educar el paladar» mediante la inclusión de alimentos que a priori no nos gustan demasiado. Trabajo que a estas alturas de curso ya está funcionando bastante bien ¡recomiendo seguirlo en casa ya que así será más efectivo!

Para el juego en clase han elegido mayoritariamente «los bebés», así que antes de ponernos en marcha realizamos una lluvia de ideas acerca de qué juegos podríamos llevar a cabo con este material (la familia, los médicos de bebés, un colegio…) de manera que la recreación de escenarios de juego sea más diversa, así como las diferentes tramas que puedan inventar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De momento alternan el juego en paralelo con momentos en los que la recreación de un juego simbólico está más presente. Este último está impregnado aún de un potente componente motriz, por lo que las propuestas a lo largo de estos primeros meses están enfocadas más a la propia exploración autónoma de sus posibilidades de acción y al reconocimiento de sus fortalezas a la hora de liderar, proponer o administrar propuestas propias o de otros.

Se están empezando a establecer relaciones que hasta ahora no se habían dado, ampliando así el «círculo social» de cada componente del grupo y enriqueciendo las interacciones.

Por la tarde hoy no tenemos clase de inglés, ya que Lola asiste a la reunión de idiomas fechada para la etapa de primaria.

Aunque la climatología no nos da demasiadas muestras evidentes de encontrarnos en la estación del otoño, la verdad es que nos queda un mes escaso para la celebración de nuestra fiesta. Como se viene haciendo desde hace ya algunos cursos, el grupo verde ofrecerá a la etapa una representación teatral que prepararemos en nuestros talleres de biblioteca y creativos, más los ratitos que vayamos sacando de la jornada. La obra elegida para este año es una adaptación basada en la fábula de Esopo: «El labrador y el árbol».

Esta misma tarde hemos llevado a cabo su presentación oficial al grupo, hemos dado lectura al guión y realizado el casting para elección de los distintos personajes. Os iré relatando a través de este medio, qué tal vamos y cualquier cosa que vayamos necesitando.

Cerramos jornada con la celebración del cumpleaños de Luisa, que nos ha invitado a un riquísimo bizcocho. Tenemos pendiente para mañana hacerle un dibujo para regalar.

¡Hasta pronto!,

Esther Justicia.