Archivo de la categoría: 4º EPO

¡BIENVENIDOS AL COLE!

¡Bienvenidos al área de artística! Comenzamos el nuevo y singular curso, con la gran alegría de encontrarnos de nuevo, complacientes de poder compartir las nuevas experiencias construidas entre todos.

Especialmente en este nuevo curso valoro la importancia del espacio construido en común. Las vivencias que desarrollamos en artística están impregnadas de lo inherente a cada alumno y, a su vez, resultan potenciadas y enriquecidas con el trabajo que germina dentro de cada  grupo.

Me decía una alumna de quinto: «Ana he hecho muchas «manualidades» durante este tiempo, pero no es lo mismo que como contigo». Mi apreciación  a este bonito comentario  la sitúo en la trascendencia que tiene para ellos el espacio de creatividad compartida  producido en el aula y que trasciende lo manipulativo. Las experiencias  que se originan en el aula, estimulan procesos cognitivos, dan cabida a los estados emocionales, establecen vínculos con otras áreas del conocimiento. El desarrollo del lenguaje artístico, potencia la creatividad de los alumnos. Además, indudablemente, tiene un valor excepcional en la expansión del pensamiento divergente, aportándoles flexibilidad y adaptación ante los cambios.

Y cambios son los que se nos están presentando en esta época. Variaciones vitales que nos afectan a nivel particular y como colectividad. Situaciones que debemos encauzarlas, a pesar de todo lo negativo, como una gran oportunidad para aprender, para enfocar nuestro quehacer desde otros ángulos, ampliando nuestra visión, planteándonos formas nuevas de entender y atender la realidad,  englobando otros puntos de mira, otras opiniones. Más que nunca estamos percibiendo el valor y la trascendencia de lo colectivo para poder superarnos a la vez en lo individual.

Después de varios meses, vuelvo al aula sin saber en qué medida ha afectado a los alumnos esta situación de desconexión interpersonal, qué información manejan, cómo ven ellos lo que está pasando en su entorno. Obvio es que su edad influirá en lo que perciban. Alejados de la comprensión del  pensamiento adulto, puede ser que, mientras todo esto sucede, ellos se hayan dedicado sencillamente a vivir, disfrutando de cada momento que pasaban con su familia.

Lo que sí se ha hecho evidente son los cambios sociales que estamos experimentando y lo esencial que es el cuidado de nuestra higiene y salud. Desde el área de artística planteamos las actividades teniendo en cuenta las medidas de higiene y prevención adoptadas en todas las áreas y, por extensión, en las demás dinámicas de nuestro centro.

Este blog va a ser, más que nunca,  el punto de encuentro entre lo que trabajamos en el aula y vosotros, las familias de los alumnos. El planteamiento de las actividades va a tener  connotaciones diferentes dependiendo de cada tarea. Paulatinamente os lo iré comentando. Trabajaremos en equipo y produciremos cooperativamente, dando especial importancia a los procesos, disfrutando de ellos y de todo aquello que nos aporta el trabajo compartido.

Comentaros, además, que vamos a experimentar  y disfrutar de los espacios en el exterior. Aprovecharemos todo el potencial que nos ofrecen nuestros espacios naturales: el jardín, el huerto, el parque y el patio. Si algo nos demuestra la Naturaleza es su capacidad de renovación y su extraordinario potencial para sostener la vida. El hecho de depender del espacio natural hace que su observación y cuidado sea fundamental. Por lo tanto, algunas de nuestras actividades se inspirarán en él.

Hemos comenzado con la tarea, como ya sabéis, lo primero que hacemos al empezar el curso es el cuaderno de artística y el autorretrato. En la próxima entrada os hablaré de ello.

¡Nuestro viaje ya ha comenzado!

Ana Martín

URDIR LA TRAMA

Urdir la trama en términos literarios o cinematográficos hace alusión a todas aquellas tareas que hay que planificar y ejecutar para llevar a cabo los objetivos del creador del guión o la narración. En esta ocasión, para llevar a cabo esta tarea de tejer, hemos tenido que «urdir la trama».    Ha sido un proyecto en el que la planificación y la ejecución han estado condicionadas por circunstancias adversas  a las que hemos tenido que adaptarnos y solventar diversos factores  que han contribuido a que la tarea se ralentizase.

Comenzamos a mediados de Octubre realizando un marco  de arcilla que nos serviría de telar. Partimos de una plancha de arcilla, dimos algunas orientaciones sobre el grosor, el número de perforaciones para la urdimbre, la manera de manipular el marco… En la libreta de artística, cada alumno realizó un diseño de cómo sería la forma de su telar. Surgieron diseños muy originales.

Tras el proceso de secado y cochura en el horno, tuvimos algunas roturas. Volvemos a hacer los marcos que se habían roto y a mediados de Noviembre esmaltamos. El final del primer trimestre llegó, teníamos  cocidas las piezas esmaltadas. Aun así hubo nuevas roturas que decidimos afrontar a la vuelta de vacaciones.

Comenzamos el segundo trimestre. Nos faltaban cuatro marcos. Abordamos las actividades de  geometría y los trabajos para la Semana Cultural mientras solventábamos las roturas.

¡Por fin!, llega Marzo y podemos ponernos a realizar la urdimbre (hilos verticales) e incluso a realizar la trama (hilos verticales). De lo que no éramos conscientes es que aún nos quedaba otra circunstancia por la cual esta tarea aún está sin terminar.

Hemos ido trabajando  en esta tarea durante varios meses,  no nos importa esperar de nuevo. Este hecho, en estas circunstancias, es ahora irrelevante.

Durante este periplo de circunstancias que os he descrito,  lo he comentado también en clase, reflexionaba sobre el valor implícito en el factor tiempo-trabajo de diferentes actividades. La premura en la ejecución de nuestras actividades es un factor intrínseco de eficacia. Lejos de subestimar este concepto también podemos volver la mirada y pararnos a experimentar acciones en las que el tiempo no está en la cúspide de nuestros objetivos. Valorar los procesos, disfrutar las vivencias,  aprender de los tropiezos, adaptarse a los contratiempos, apostar por la creatividad para inventar nuevas soluciones.

Cuando retomemos este trabajo, quizás nos hayamos fortalecido y terminemos nuestra tarea con satisfacción de haber aprendido del tiempo pausado y de las dificultades que hemos solventado en el camino.

Por último y hasta que os pueda hacer otras sugerencias os recomiendo que hagáis un telar en casa junto a alguno de vuestros padres o mayores que tengáis a vuestro alrededor. Sólo necesitáis un cartón duro y algunos hilos, el proceso ya lo sabéis. Os puede ayudar esta actividad para que practiquéis cómo hacer un nudo, cómo repartir los agujeros en el cartón y dónde hacerlos para que no se rompa, hacer un cálculo de la medida del hilo para la urdimbre, agilizar nuestros dedos para contener el hilo y que la urdimbre esté tensa, gestionar la trama para que el hilo pase por encima y por debajo y así sucesivamente, controlar la tensión de la lana para que no se contraiga el tejido, incluso os podéis inventar otros nudos  o bien otros elementos para incluir en el tejido. ¡Ah!, aunque os acompañen, hacedlo vosotros.

¡Ánimo!, seguro que si practicáis, a la vuelta os será más fácil.

Ana Martín

SEMANA CULTURAL- LA TIERRA

En el grupo de tercero hemos trabajado los camuflajes en la naturaleza. Partimos de una foto en color del rostro de cada alumno. El trabajo consistía en camuflarse en algún lugar natural.

Agua, roca, hielo, estrellas, flores, árbol, montaña, huracán, mariposas, fondo marino… Ha sido un trabajo que ha puesto a prueba la paciencia de cada uno, puesto que debían extender la misma textura por toda la superficie del papel. Surgieron paisajes variados en textura y colores, se tomaron con empeño la tarea de camuflar su cuerpo.

GRUPO DE CUARTO- PAISAJES

En el grupo de cuarto, la propuesta fue realizar un paisaje. Podían elegir qué tipo de paisaje, rural, urbano, presente o  futuro, con elementos positivos o negativos.

Para el coloreado, sugerimos poner en práctica lo que habíamos aprendido en la sesión anterior con el carboncillo y la escala de grises. Añadimos otros tonos de colores para completar las escenas.

Los alumnos eligieron libremente la temática. Muchos de ellos escogieron el tema de denuncia  medioambiental plasmando en sus dibujos la contaminación y la destrucción de la naturaleza. También dibujaron mundos fantásticos.

La comparativa de ambos paisajes, los de tercero y cuarto, nos da un contraste de color y de oscuridad respectivamente.

Pensando por el futuro de la Tierra.

¿POR QUÉ TIPO DE PAISAJE APOSTAMOS?

Ana Martín

CUERPOS GEOMÉTRICOS

En el grupo de cuarto hemos estado trabajando el volumen durante varias sesiones. Comenzamos con la realización de una maqueta de una casa o de una habitación. El trabajo lo realizaron en parejas o tríos, a priori el primer objetivo que nos propusimos fue la coordinación, la toma de decisiones o la resolución de dificultades dentro de cada grupo. La actividad sobrepasó las expectativas, los alumnos se implicaron en la tarea y disfrutaron  con el trabajo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la realización de los elementos de las maquetas, tuvieron que crear elementos en volumen.

En esta ocasión les proponemos elaborar diferentes cuerpos geométricos a partir de la unión de sus aristas.

Completamos la experiencia con una sesión de dibujo de cuerpos geométricos, practicando la técnica del volumen con líneas y sombras.

Utilizamos carboncillo y lápices de distintas durezas. Fijamos la atención en la intensidad de la aplicación y el difuminado creando así, una  escala de tonos  grises. Esta experiencia nos servirá como práctica para otras actividades.

Ana Martín

FELICES FIESTAS

Llegadas estas fechas, me enfrento cada año al trabajo que más incomodidad me produce. ¿Cómo trabajar con ellos este tema?. Hace tiempo decidí darles libertad. -Dibujad lo que cada uno viva en estas vacaciones- les digo.

En mi infancia teníamos claro el origen religioso de la Navidad. Observo los dibujos de los alumnos y los protagonistas de antaño, no aparecen por ningún lado, ni siquiera esos animales de espalda curvada que tanta ternura les producen.

El árbol está instalado en su imaginario de forma notoria.

Hace años, en la entrada de estas fechas, escribía:

Vuelvo a leer  estos párrafos y quiero compartirlos de nuevo. A su vez reivindico y respeto el derecho a disfrutar de estas fiestas como cada niño o cada familia decida. Los encuentros familiares les encantan. Disfrutad  de estar juntos y de poder compartir momentos especiales.

¡DESEO QUE PASÉIS UNAS BUENAS VACACIONES!

Ana Martín