Archivo de la etiqueta: Arcilla

CERÁMICA-VOLUMEN

Desde los primeros días de curso, los alumnos de primero me han estado preguntando: «¿Hoy toca arcilla?. Me preguntaban todos los días a pesar de que con ellos, tengo clase los miércoles. La manipulación de la arcilla es una actividad que les encanta.

Al comenzar la sesión, hablamos de sus cualidades. Es un material dúctil y maleable que reacciona ante nuestras manipulaciones, la podemos estirar, comprimir y también se va secando, le salen grietas, al añadirle agua, recupera sus cualidades.

Comentamos sobre el origen de la arcilla en su estado natural. El hombre, desde la prehistoria, ha sabido aprovechar esta tierra sedimentaria para crear objetos utilitarios o decorativos.

Usamos, en esta ocasión arcilla terracota que tiene un aspecto verde y una vez cocida, un tono más claro que la roja. Terracota designa a la tierra cocida cuyo origen procede del italiano terra cotta. Un alumno reaccionó rápidamente al oír el término -» así se dice en Italia-» . Otro comentó-» como los soldados de terracota-«.  Cuando  la arcilla estuvo  en sus manos, la magia de la creación se puso en marcha…

El esmaltado también les llama mucho la atención. En esta ocasión usamos engobes. Su aplicación requiere de una serie de requisitos para obtener una capa correcta y lo más homogénea posible.

Uno de los errores más comunes en los niños del primer ciclo es trabajar la arcilla como si fuera plastilina. Comentamos las diferencias entre ambos materiales.

En la sesión anterior estuvieron elaborando un abecedario de plastilina.

Estos bonitos medallones  con las letras, están relacionados con un libro que están leyendo: «El bosque del sonido». Más adelante los usarán.

Con el trabajo en plastilina están muy familiarizados. Mientras modelan, unen o  modifican sus creaciones, la plastilina no cambia su estado.

Cuando hacemos la misma tarea con la arcilla notamos diversas variaciones que debemos tener en cuenta para obtener un buen resultado. Por otro lado, tienen que considerar otros factores  como la unión adecuada de las diferentes partes, el grosor de las piezas, el vaciado de algunos objetos o las burbujas de aire apresadas que harán que el trabajo estalle en el horno.

Este material tan atractivo nos exige mucha atención, además de mucha paciencia en el proceso de su elaboración y la  espera del resultado de las dos cochuras, la de la arcilla y la del esmalte.

Ana Martín

GEOMETRÍA. ALICATADOS NAZARÍES

El grupo de sexto ha estado trabajando el tema de la geometría durante el mes de Abril. Comenzamos recordando conceptos básicos para concluir en los polígonos nazaríes, utilizados en la decoración mural de los zócalos de la Alhambra.

Con todos los ejercicios elaboran el cuadernillo de geometría.

Elegimos algunos polígonos para llevarlos a cabo en arcilla: pajarita, hueso, escama, estrella de ocho picos y aspa. Cada alumno realiza en cartón su plantilla que le servirá para recortar cada forma.

Tras la primera cocción, damos paso al esmaltado de las piezas.

Cocidas de nuevo a 980º C en el horno cerámico, procedemos al montaje de los diseños.

Durante todo este trabajo, llevan a cabo todas las fases que requieren los ejercicios  geométricos  hasta finalizar en el proceso cerámico. Con esta actividad pretendemos que nuestros alumnos, además de afianzar nociones de geometría, conozcan una parte importante de nuestro patrimonio.

Ana Martín

EL ALBAYZÍN

El grupo de segundo estuvo de visita en el Albaicín el día seis. Observando los trabajos que hicieron tras la visita, deduzco que el aljibe del rey les causó una gran impresión. Muchos reflejaron en sus dibujos los arcos de sus cuatro naves. El mayor de los aljibes de Granada, que data del siglo XI, permitía almacenar 300 m3 de agua  distribuida a través de un ramal de la acequia de Aynadamar que surge en la Fuente de las Lágrimas, en Alfacar. La historia de este aljibe, auténtico tesoro de la cultura del agua, cautivó a los alumnos de segundo curso.

Comenzamos a trabajar a primeros del mes de Marzo, en el que  hemos realizado diversas  actividades. Pretendemos  complementar el trabajo de investigación que han realizado los alumnos con Daría, su tutora.

La evolución de los barrios fue el punto de partida, nos sirvió para analizar las características del paisaje y su evolución histórica.

Continuamos con los dibujos a lápiz y carboncillo sobre edificios, calles, aljibes…

La implicación de los alumnos ha sido extraordinaria, participando en las actividades de forma activa. Hemos intercalado trabajos personales y otros grupales.

Completamos con una sesión de arcilla donde realizaron diferentes aljibes. La arcilla siempre es bien recibida y les entusiasmó la idea.

¡Buen trabajo chicos!

Ana Martín

MÁS CERÁMICA

TERCERO

CUARTO

SEGUNDO

PRIMERO

La experiencia de la arcilla se convierte en cerámica tras su manipulación y esmaltado. La cochura da consistencia al trabajo y los esmaltes le proporcionan vistosidad y protección.

El proceso es largo y deben esperar varias semanas para verlo completo. No poseen el control total de su trabajo, el horno manda y rompe las cosas que no están bien amasadas o unidas correctamente; aun así disfrutan de todas las etapas. La arcilla sigue siendo una de las actividades que más les gusta.

Ana Martín

CERÁMICA

En esta sesión de arcilla,  los alumnos han podido trabajar con arcilla roja y negra. La arcilla negra la usaron principalmente para añadir algunos detalles o complementos a sus trabajos.

El modelado de arcilla es una actividad que les encanta. Dominan la técnica, controlan todos los pasos del proceso,  el amasado, el grosor, el vaciado de la piezas, el pegado de sus partes e incluso la humedad adecuada para trabajar con éxito. En esta cochura ha habido pocas roturas, ¡es un buen síntoma!.

Para el esmaltado preparamos, en esta ocasión, un lugar de trabajo donde situamos los esmaltes. Los alumnos se encargan de moverlos, añadirles agua y aplicarlos según su criterio. Mientras trabajan, conversan entre ellos y las pinceladas se suceden una tras otra con gran entusiasmo.

Tras la cochura los resultados han sido muy satisfactorios.

Ana Martín