Archivo de la categoría: RINCÓN LITERARIO 4º

Taller literario 4º EPO

A lo largo del trimestre, se han realizado numerosas entradas en el diario. La escritura en él, busca la animación hacia la creación de textos libres o guiados, respetando todos aquellos contenidos trabajados durante el ciclo.

Con las publicaciones en el blog, se pretende continuar animando el gusto por comunicar por escrito vivencias, pensamientos, opiniones, creaciones inéditas, etc. el trabajo sobre el diario tiene gran importancia y hay que animar a su realización para seguir perfeccionando la expresión escrita.

Estas entradas son un adelanto del trabajo que se continuará realizando en el tercer trimestre.

querido-diario

Federico García Lorca

Hoy Julia M. ha expuesto su trabajo de investigación sobre Federico García Lorca. Nos ha acercado un poco más a nuestro gran escritor narrando numerosos aspectos que han llamado la atención del grupo. Ya se conoce más sobre su vida, su obra, y «La generación del 27». Gracias Julia por tu trabajo y felicidades por tu exposición.

Una vez terminada la conferencia, y el trabajo escrito del grupo sobre el personaje, se han leído poesías escritas para niños como: «el lagarto está llorando» y «canción tonta». Estas poesías han permitido conocer que el poeta escribió también poesías para niños, algunos ya las conocían.

El lagarto está llorando 

El lagarto está llorando.

La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta
con delantalitos blancos.Han perdido sin querer
su anillo de desposados.
¡Ay! su anillito de plomo,
¡ay! su anillito plomadoUn cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.
El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso.¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!
¡Ay, cómo lloran y lloran!
¡Ay, ay, cómo están llorando!
 

Canción tonta

Mamá.
Yo quiero ser de plata.
Hijo,
tendrás mucho frío.

Mamá.
Yo quiero ser de agua.
Hijo,
tendrás mucho frío.

Mamá.
Bórdame en tu almohada.
¡Eso sí!
¡Ahora mismo!

Canciones para niños. Canciones.
Federico García Lorca.
OBRAS COMPLETAS I. Madrid:
Editorial Aguilar, 1978. Col. Obras eternas.
Continuamos este interesante trabajo escuchando a un gran cantautor canadiense, Leonard Cohen y su pequeño vals vienés.
Deseamos que lo disfrutéis y os inunde de emociones.
Pinchad sobre la imagen.
dibujolorca
Pequeño Vals Vienés (*)
Federico García Lorca

En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals, este vals,
este vals con la boca cerrada.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados,
hay frescas guirnaldas de llanto.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals, este vals,
este vals que se muere en mis brazos.

Este vals, este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac,
que moja su cola en el mar.
Porque te quiero, te quiero amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals, este vals,
este vals de quebrada cintura.

Este vals, este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac,
que moja su cola en el mar.

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga cabeza de río.
¡Mira qué orillas tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar.
Quiero amor mío, amor mío, dejar
violín y sepulcro, las cintas del vals.
Quiero amor mío, amor mío, dejar
violín y sepulcro, las cintas del vals.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals, este vals,
este vals del «te quiero siempre».

Este vals, este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac,
que moja su cola en el mar.

Este vals, este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac,
que moja su cola en el mar.

Porque te quiero, te quiero amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia …

(*) Leonard Cohen tradujo esta letra al inglés para musicalizarlo con ritmo de vals.